ROMA, Italia 21-Ene .- La Policía italiana desarticuló una red italo-mexicana que traficaba cocaína, importándola de México a Italia, en el marco de un operativo denominado "Cancún" y en el que los agentes del país trabajaban desde el 2011, según confirmaron fuentes oficiales a REFORMA.

Como parte de la operación policial, tres personas, todas de nacionalidad italiana y uno de ellos un comerciante romano, fueron detenidas por tráfico de estupefacientes, de acuerdo con lo establecido por la fiscal del Tribunal de Roma, Maria Agrimi, quien trabajó el caso junto con la Dirección Antimafia de Roma.

El grupo, que no ha resultado directamente vinculado a las principales organizaciones criminales de México e Italia, también estaba integrado por cuatro mexicanos, que trabajaban como "mulas", transportando la droga de un país al otro. "Tras dos años de investigaciones, hemos descubierto que los cabecillas de la banda eran los italianos, mientras que los mexicanos transportaban físicamente la droga como mulas desde México", explicó una fuente de la Guardia de Finanzas, la Policía que en Italia se encarga de delitos económicos y crimen organizado.

En concreto, el jefe del grupo resultó ser un italiano de 38 años que oficialmente resultaba propietario de una conocida tienda de pasta fresca del barrio Tuscolano, en la periferia de la capital, mientras que el resto ejecutaba sus órdenes. Según aclaró, la Policía italiana inició las investigaciones luego que en mayo de 2011 un mexicano proveniente de Cancún llegó al aeropuerto Leonardo Da Vinci de Roma con un kilo y medio de droga escondido debajo de sus prendas.


Advertisement

"Fue lo que hizo que se abriera la investigación", explicó la fuente, al agregar que durante sus pesquisas los agentes incautaron dos kilos y medio de cocaína que habrían podido ser vendidos en el mercado local por 250 mil euros, más de 300 mil dólares.

En los últimos cinco años, ha habido un incremento de los operativos policiales en Italia contra bandas, algunas de las cuales pertenecientes al Cártel de los Zetas, que trafican con droga proveniente de México y destinada a Italia, siendo éste uno de los principales países de entrada de cocaína en Europa.

Uno de los más importantes realizados recientemente fue el operativo "Monterrey", que se llevó a cabo en marzo de 2012, acabando con la detención de 34 personas y la prueba de que los narcos mexicanos poseen células en este país y colaboran regularmente con las mafias locales, en particular con la calabresa, la 'Ndrangheta.

Esta situación se debe a la capacidad de internacionalización y del poder económico que tienen ambos grupos, algo que queda reflejado en que la 'Ndrangheta, como muchas de las organizaciones criminales de México, está entre las consideradas más peligrosas por la DEA estadounidense. De hecho, a raíz de estas relaciones también han aumentado en los últimos años los intercambios de información entre los magistrados italianos y mexicanos.