París, 15 Ene (Notimex).- Las tropas francesas comenzarán a combatir en tierra, por primera vez desde que se sumaron a la ofensiva militar contra los grupos islamistas armados en Malí, por lo que hoy se dirigen al norte y oeste de ese país.

La movilización terrestre llega cuatro días después de que comenzó la intervención militar francesa, por vía aérea, ante la cual París puso en vigilancia a sus embajadas en todo el mundo para detectar eventuales "reacciones hostiles" ligadas a sus operaciones en Malí.

Numerosos testigos indicaron que al menos una treintena de vehículos blindados franceses salieron la tarde de este martes de Bamako, capital de Malí, con dirección al norte de ese país, bajo control de los islamistas desde abril del año pasado.

Aunque se desconoce con precisión el punto hacia donde se dirigen, se estima que prevén alcanzar alguna de las importantes ciudades ocupadas por los combatientes armados como Gao o Tombuctú, de acuerdo con reportes del diario francés Le Monde.

Según el diario maliense LEssor, los islamistas armados en el norte del país africano fueron sorprendidos por la intervención francesa y decidieron evacuar las grandes localidades en esa región, movimiento que parece más un "repliegue estratégico que una desbandada".

Por otro lado, cientos de soldados malienses y galos avanzaron por carretera este martes hacia Diabali, una localidad del oeste de Malí, tomada la víspera por los islamistas y bombardeada durante la noche por la aviación francesa.


Advertisement

El objetivo de esta ofensiva es recuperar el control de esta ciudad, en el oeste de Malí, a más tardar mañana miércoles, indicaron fuentes castrenses francesas.

En rueda de prensa, el ministro de Defensa de Francia, Jean-Yves Le Drian, aclaró que, contrario a lo que se informó el primer día de operaciones, el pasado 11 de enero, la ciudad de Konna no ha sido recuperada por las fuerzas malienses.

Esta localidad, en el centro del país africano, cuya caída en manos rebeldes propició la intervención militar francesa, junto con Duentza, Gao y Tombuctú "no han sido recuperadas aún por las fuerzas malienses", sostuvo Le Drian.