Peatones pasan frente a un mural del presidente Hugo Chávez en Caracas, miércoles 9 de enero de 2013. El Congreso votó aplazar la ceremonia de
Peatones pasan frente a un mural del presidente Hugo Chávez en Caracas, miércoles 9 de enero de 2013. El Congreso votó aplazar la ceremonia de juramentación de Chávez para que pueda recuperarse de su operación por cáncer en La Habana. La oposición dice que eso viola la Constitución, pero el Tribunal Supremo de Justicia ratificó la decisión. (AP Foto/Ariana Cubillos) (Associated Press)
CARACAS, Venezuela (AP) El oficialismo obtuvo el miércoles una nueva victoria al lograr que el máximo tribunal respalde su tesis de que la juramentación del jefe de Estado puede posponerse y además que no hay un vacío de poder en esta nación petrolera que no ve a su presidente Hugo Chávez desde hace casi un mes debido a su tratamiento por cáncer.

El fallo se sumó a la decisión de la Asamblea Nacional, en la víspera, de aprobar la ausencia de Chávez del acto de juramentación, que según la Constitución debe realizarse el 10 de enero, dando respaldo legal a la tesis chavista de que no importa que el mandatario no esté en el país y no hay que convocar nuevas elecciones porque fue reelegido en octubre.

El oficialismo, que controla los tres poderes públicos, nunca se ha referido abiertamente a que el presidente pueda fallecer o que exista en el país un vacío de poder, y sólo reconoce que Chávez, de 58 años, sigue en Cuba su proceso de tratamiento contra el cáncer que lo aqueja desde 2011.

El chavismo ganó en los comicios el control del Ejecutivo y el Legislativo, y en el caso del Poder Judicial los magistrados del máximo tribunal deben ser aprobados por los diputados, que en su mayoría son oficialistas.

Algunos expertos constitucionalistas y opositores han argumentado que la fecha del 10 de enero no es sólo un día para la juramentación de un nuevo mandatario, sino también el fin de un mandato y el inicio de otro.


Advertisement

Como no se sabe cuál es el pronóstico de salud de Chávez, dicen, es necesario que una comisión médica viaje a Cuba y dictamine su estado real para definir si hay ausencia temporal o absoluta del gobernante, y cuál debe ser el camino legal que debe seguirse.

Marelys D'Arpino, abogada y columnista del diario oficialista Vea, solicitó el 21 de diciembre al Tribunal Supremo aclarar la interpretación del artículo 231 de la Carta Magna de 1999, que fija la fecha del 10 de enero para que se juramente un nuevo mandatario, según datos de la sentencia divulgada por el máximo tribunal en su página de internet.

Ese artículo no indica ni una fecha ni dónde puede hacerse la juramentación cuando se realice ante el máximo tribunal.

En la jornada, Luisa Estella Morales, presidenta del TSJ, dijo que ante la solicitud de D'Arpino el máximo juzgado falló que el presidente puede juramentarse en una fecha posterior al 10 de enero y ante el Tribunal Supremo porque es un mecanismo contemplado por la propia Carta Magna.

Dijo además que no hay ausencia temporal de Chávez y que se mantiene la continuidad administrativa en el país, por lo cual el vicepresidente Nicolás Maduro está "perfectamente facultado" para ejercer la vicepresidencia y encargarse del gobierno.

"No hay ni siquiera ausencia temporal" de Chávez, dijo Morales en una conferencia de prensa en la sede del tribunal, expresando una postura idéntica a la esgrimida por el oficialismo desde diciembre.

La abogada D*Arpino dijo a la AP que presentó su acción para que el máximo tribunal "pusiera orden en las especulaciones jurídicas" que han surgido.

"Un presidente reelecto no está sometido a la formalidad del juramento del 10 de enero porque definitivamente no hay solución de continuidad entre un ejercicio constitucional y el sexenio siguiente", dijo D'Arpino, que se identifica como una persona de "formación socialista".

El fallo del TSJ además aparentemente cerró el camino a un recurso similar que iba a presentar la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en una fecha que no precisó, para dirimir el asunto del artículo 231. La magistrada Morales dijo que el fallo emitido era "vinculante", es decir que ante cualquier otra acción que se presente sobre el mismo tema se tomará como referencia la sentencia del miércoles para decidirlo.