SAN JOSE, Costa Rica (AP) La Corte Interamericana de Derechos Humanos notificó el lunes la sentencia contra el estado salvadoreño, que lo señala como responsable del asesinato de campesinos durante las masacres de la región de El Mozote, en 1981.

La sentencia de este tribunal, basado en San José, exige reabrir investigaciones y condena a El Salvador a indemnizar a los familiares de al menos un millar de mujeres, hombres, niñas y niños asesinados por el ejército, en lo que calificó en un comunicado de prensa, como "un plan sistemático de represión al que fueron sometidos determinados sectores de la población, durante el conflicto armado interno por el que atravesó El Salvador de 1980 a 1991".

Las matanzas se registraron en El Mozote y en localidades aledañas, pertenecientes al departamento de Morazán, en la zona oriental del país.

La Corte señaló además que se dieron "diversas violaciones que sufrieron las víctimas sobrevivientes y los familiares de las víctimas ejecutadas" así como al saqueo y destrucción de sus propiedades, a arrestos y encarcelamientos injustificados, bajo la impunidad.

Ya notificado, el estado salvadoreño tendrá que reabrir la investigación contra los sospechosos de realizar las masacres, sobreseída hace 19 años, evitar que la amnistía los proteja y que sean castigados; permitir el retorno de los habitantes desplazados e implementar un programa de desarrollo de la zona afectada y otro de atención a las víctimas sobrevivientes, entre otras medidas.