Sombra del explorador rodante Opportunity de la NASA proyectada sobre la superficie de Marte y tomada por la misma nave. La sonda explora el borde de un
Sombra del explorador rodante Opportunity de la NASA proyectada sobre la superficie de Marte y tomada por la misma nave. La sonda explora el borde de un enorme cráter en el sur del hemisferio marciano y ha detectado lo que parecen ser minerales arcillosos. (Foto AP/NASA) (Associated Press)
LOS ANGELES (AP) Tras recorrer las planicies marcianas durante más de ocho años, el vehículo teledirigido Opportunity por fin ha encontrado un lugar que se cree es rico en minerales arcillosos, dijeron los científicos el martes.

Una sonda orbital había detectado previamente la presencia de depósitos arcillosos en un enorme cráter en el hemisferio sur de Marte. El Opportunity, que tiene seis ruedas y funciona con energía solar, aprovechó esa información como guía; recorrió el borde del cráter y encontró rocas de color claro nunca vistas en exploraciones anteriores.

"Hay un lugar interesante", dijo el jefe de la misión, el científico Steve Squyres, de la Universidad de Cornell. "Este es el lugar donde la información obtenida por la sonda orbital nos indica la presencia de arcillas", apuntó.

Squyres dio la noticia durante una conferencia de la Unión Geofísica Estadounidense en San Francisco.

Las arcillas son importantes porque proveen pistas del clima que existió en Marte. Las arcillas se forman en ambientes acuosos no muy ácidos ni muy alcalinos, que representan las condiciones que pudieron haber sido más propicias para posibles microbios.

Desde que se posó en 2004 en suelo marciano, Opportunity ha recorrido 35,4 kilómetros (22 millas) y examinado cuatro cráteres formados por impacto.

El destino más reciente del Opportunity, el cráter Endeavour, es el cráter más grande que ha examinado a la fecha y contiene los depósitos más antiguos.

Los científicos creen que los afloramientos de tono claro en el borde occidental del cráter Endeavour tienen arcillas. El vehículo realizará experimentos en los próximos meses en el lugar. Después, el explorador rodante se desplazará al sur, hacia una región donde se cree que existe una veta madre de minerales arcillosos.

El Opportunity previamente descubrió pruebas geológicas de un pasado más tropical, a diferencia del panorama helado y erosionado por la radiación actual.

Sin embargo, las arcillas se formaron en "agua que cualquier ser humano puede beber" por su pH neutro, afirmó.

El Opportunity no es el único explorador rodante que busca arcillas en Marte. La sonda más reciente de la NASA, el Curiosity, que tiene el tamaño de un automóvil, emprenderá a principios del año entrante un recorrido hacia la cuesta de una montaña cercana al ecuador marciano que se cree está llena de capas de arcilla.