GUATEMALA (AP) Alrededor de 40 reos de una prisión de máxima seguridad se amotinaron el lunes tomando control de un sector de la prisión y reteniendo a siete guardias y un enfermero, informaron las autoridades.

"Un rompimiento de los protocolos de seguridad... dio paso a que 40 privados de libertad tomaran las riendas de esta zona, reteniendo a ocho personas que trabajan en la prisión" de Friajanes, al sur de la ciudad de Guatemala, dijo a The Associated Press Rudy Esquivel, vocero de la dirección del Sistema Penitenciario.

Agregó que hasta el momento los retenidos están ilesos y no hay reos heridos.

Por su parte, el Ministerio de Gobernación envió fuerzas especiales de la policía. También se encuentran presentes fuerzas especiales del sistema penitenciario y efectivos del ejército, sumando 300 efectivos alrededor de la prisión.

En la primera fase de la intervención se asegura el perímetro y se abre un dialogo con los presidiarios con equipos especializados y miembros de la procuraduría de Derechos Humanos, explicó Esquivel.

Hay 157 reos en la prisión de máxima seguridad considerados de alta peligrosidad que cumplen condenas por casos de alto impacto vinculados al crimen organizado.

Este es el segundo motín en una cárcel en Guatemala este año. En abril, 20 reos tomaron una prisión en Esquintla, a 50 kilómetros de la ciudad de Guatemala, que autoridades atribuyeron al malestar provocado por la desarticulación de una red de extorsionistas que operaba dentro de la prisión.


Advertisement

En el motín un prisionero resultó muerto y siete heridos.