Numerosos sirios acuden al lugar donde hubo un estallido que causó varios muertos en el distrito de Mazzeh al-Jabal en Damasco, la capital Siria, el lunes
Numerosos sirios acuden al lugar donde hubo un estallido que causó varios muertos en el distrito de Mazzeh al-Jabal en Damasco, la capital Siria, el lunes 5 de noviembre de 2012. La imagen fue facilitada por la agencia noticiosa oficial siria SANA. (Foto AP/SANA) (Associated Press)
BEIRUT (AP) Palestinos partidarios y oponentes al régimen de Siria se enfrascaron el lunes en una intensa lucha en Damasco, en tanto que grupos rebeldes rivales se disputaban el control de un paso fronterizo en la zona limítrofe con Turquía, dijeron activistas.

Esta insólita lucha interna entre los dos grupos imprime nuevas aristas de caos a la guerra civil e incrementa los temores de que las facciones que combaten al régimen se vuelvan unas contra las otras si es derrocado el presidente Bashar Assad.

En la capital, un coche bomba estalló en la plaza principal de un barrio residencial conocido como Mazzeh al-Jabal, con resultado de 11 muertos y decenas de heridos, dijo la agencia noticiosa estatal SANA.

La poderosa explosión causó pánico generalizado y devastación en inmuebles de viviendas . En las imágenes que transmitió la televisión se veía personas ensangrentadas en las calles mientras los bomberos intentaban sofocar un incendio.

"La explosión fue muy potente y rompió todas las ventanas de mi departamento. Sólo corrí con mi hijo y mi hija", dijo una mujer con lágrimas en los ojos que huía del lugar del estallido.

"No sé qué haya pasado a los que se quedaron, no podíamos ver nada debido al humo y el fuego", agregó.

En el vecindario viven principalmente miembros de la minoría alauita del presidente Bashar Assad. Habitantes del lugar dijeron que integrantes de las fuerzas de seguridad y oficiales militares viven en el vecindario, aunque se desconoce cuál fue el objetivo del atentado.


Advertisement

El estallido del coche bomba, y la feroz lucha en otros dos distritos de Damasco, constituían los hechos de violencia más graves en la capital desde julio, cuando los rebeldes tomaron el control de diversos vecindarios locales en un ataque relámpago.

En unos cuantos días, el régimen lanzó un contrataque, expulsó a los rebeldes de Damasco y recapturó las zonas que estaban en poder de la insurgencia.

Poco después de esos enfrentamientos, los rebeldes efectuaron acciones en la ciudad más grande de Siria, Alepo, que desde entonces se convirtió en un frente importante en la guerra civil.

Con sus acciones efectuadas desde mediados de año en las dos ciudades principales de Siria, las fuerzas rebeldes han mostrado nueva capacidad organizativa y material, así como su determinación de intensificar la revuelta a pesar de la muerte de más de 36.000 civiles en los 19 meses que ha durado la misma.

Rami Abdul-Rahman, jefe del grupo activista Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que la lucha en Damasco se concentró en el vecindario de Tadamon, en el sur, y en las afueras del campamento de refugiados palestinos de Yarmouk.

El activista Abu Qais al-Shami, quien se encuentra en Damasco, dijo a The Associated Press mediante Skype que la lucha comenzó el domingo en la noche y prosiguió el lunes.

"Tadamon es atacada con obuses, cohetes y fuego de ametralladoras pesadas", dijo al-Shami. "La gente huye de la zona hacia lugares más seguros dentro del campo de Yarmouk", afirmó.