Acapulco volvió a figurar en un ranking de las ciudades más violentas. El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal aseguró que el
Acapulco volvió a figurar en un ranking de las ciudades más violentas. El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal aseguró que el puerto guerrerense ocupó en 2012 el primer lugar nacional en tasa de homicidios. (Agencia Reforma)
Acapulco volvió a figurar en un ranking de las ciudades más violentas. El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal aseguró que el puerto guerrerense ocupó en 2012 el primer lugar nacional en tasa de homicidios.

"Es el municipio de 100 mil habitantes o más habitantes que el año pasado tuvo la tasa más elevada de homicidios del País, con 142.88, la cual es casi 8 veces la media nacional, que es de 17.97.

"La tasa de Acapulco fue un 32 por ciento superior a la del Municipio de Lerdo, que ocupa el segundo lugar nacional. Es el Municipio con el mayor índice de violencia en México", señaló José Antonio Ortega, presidente de la organización.

Apenas el 7 de febrero, el mismo Consejo aseguró que Acapulco es la segunda ciudad más violenta a nivel internacional, de acuerdo con un estudio que abarcó a 50 ciudades de países como Brasil, Honduras, Venezuela y Colombia.

En conferencia en un hotel de Polanco, Ortega reportó que entre los 20 municipios con las tasas más elevadas de homicidios, 5 se encuentran en Guerrero y 4 más en Morelos. Asimismo, que 59 de los 212 ayuntamientos con 100 mil o más habitantes, superan el promedio nacional.

Ortega consideró que los altos índices de violencia en Acapulco no son producto de la marginación, como sucede en otros ayuntamientos el País, sino de la falta de autoridad y de castigo a los delincuentes.


Advertisement

"Lo atribuyo a la impunidad, a la falta de castigo, a la falta de autoridad, el que la autoridad está fallando tanto el Gobernador como el Presidente Municipal de Acapulco. Es una tierra sin nadie en donde pueden asesinar sin que haya un castigo.

"Si no resolvemos el problema de impunidad y no hay un castigo adecuado a las personas que están delinquiendo, (cometiendo) homicidios, la situación de Acapulco no se va a resolver. La impunidad ha llevado al Puerto de Acapulco a estar en esta situación de violencia", apuntó.

El activista precisó que en los 20 municipios con las tasas de homicidios más elevadas del País, incluido Acapulco, se castigó solamente al 4.81 por ciento de los responsables en 2012, porcentaje tres veces inferior al promedio nacional del año anterior.

Al detallar el informe, expuso que Tampico, Tamaulipas, tiene la tasa más elevada de secuestros; la ciudad de Oaxaca la de lesiones dolosas; la Delegación Cuauhtémoc del Distrito Federal la de robos con violencia; y Cuautla, Morelos, la de extorsiones.

Sobre las autodefensas de Guerrero, advirtió que su presencia y proliferación pueden llevar a escenarios de ingobernabilidad, pues no tienen atribuciones para detener a presuntos delincuentes y muchos menos juzgarlos.

"Evidentemente que no puede haber Policías Comunitarias (en Guerrero) que ejerzan funciones de autoridad, eso no puede suceder, la autoridad tiene el monopolio (del uso de la fuerza), no lo puede ceder a los particulares.

"Yo en el trabajo que he venido haciendo no me pongo a detener secuestradores, no me pongo a juzgar a violadores, tengo que hacer lo que como sociedad me toca: estudiar el problema y hacer propuestas", señaló.