MÉXICO, DF 4-Feb .- Mañana, los 12 mil trabajadores que laboraban en la Torre Ejecutiva y los cinco edificios contiguos de Petróleos Mexicanos (Pemex) regresarán a sus labores cotidianas.

El jueves, todos los empleados de la paraestatal que trabajan en esas instalaciones fueron desalojados después de que una posible explosión derrumbó la planta baja del edificio B2 sobre el sótano, matando a 36 personas e hiriendo a otras 121.

De acuerdo con la paraestatal, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en conjunto con Pemex, trabajan para restituir el servicio eléctrico en todo el complejo y la Torre Ejecutiva, la cual ahora sólo funciona con la planta de emergencia.

Los servicios fueron suspendidos debido a que las líneas de transmisión y las tuberías de agua pasaban por debajo de la estructura del B2. Hasta este momento sólo el suministro de agua fue restituido.

"Estamos esperando la instrucción de Protección Civil para que nos dejen entrar mañana a las instalaciones", explicó Eduardo Marín, subgerente de comunicación social de Pemex.

Mientras tanto, a través de su cuenta de Twitter, la paraestatal solicitó a los trabajadores del edificio B2 comunicarse para ser notificados de que no trabajarán mañana.

"@Pemex: Solicitamos a todos los trabajadores sindicalizados que laboran en el edificio B2 se reporten con sus delegados o secretarios de Trabajo", publicó la empresa.


Advertisement

Las mil 700 personas que laboraban en el inmueble serán reubicadas en la semana en alguno de los 5 edificios alternos del Complejo de la Torre Ejecutiva o de los otros tres que se encuentran en las inmediaciones de Marina Nacional.

Mañana el edificio B2 permanecerá aislado y bajo resguardo de las autoridades, informó la paraestatal.