MORELIA, México (AP) Dos ciudadanos españoles fueron encontrados una semana después de que fueron reportados como desaparecidos en el estado de Michoacán, en el occidente de México, informaron autoridades.

La Procuraduría General de Justicia estatal informó que los españoles tenían varios golpes, pero que no estaban heridos de gravedad. El lunes eran atendidos en un hospital del estado vecino de Guanajuato después de que fueron encontrados a la orilla de una autopista de ahí el domingo.

José Sánchez Crespo, portavoz de la embajada de España en la Ciudad de México, informó que los dos individuos fueron severamente golpeados, pero se espera que sean dados de alta en un día o dos. Agregó que cree que los dos hombres son de la ciudad española de Cuenca.

Sánchez Crespo indicó que son primos y que uno vive en México, mientras que el otro estaba de visita.

El subprocurador estatal Marco Vinicio Aguilar dijo que las familias de los hombres reportaron que desaparecieron en una tienda hace una semana. Después los familiares dijeron que hombres armados y uniformados acudieron al hotel donde uno de ellos estaba hospedado y preguntó por los españoles.

Aguilar indicó que los dos están en condición estable, con algunas contusiones, pero que no son graves.

La identidad de los hombres no se ha revelado, pero el que vive en México tenía una empresa mayorista de ropa, perfumes y otros artículos. Su primo llegó de visita por la Navidad.

Los empresarios en Michoacán son frecuente blanco de extorsiones por parte de los Caballeros Templarios, la organización criminal que domina las actividades ilegales en el estado.

Pero los extranjeros en México, en especial los turistas, rara vez son víctimas de secuestro, extorsión o violencia relacionada con drogas.

Al parecer los dos hombres ingresaron a un vecindario peligroso para comprar marihuana cuando fueron secuestrados, dijo un funcionario michoacano que no reveló su identidad porque no estaba autorizado a proporcionar información. Sánchez Crespo dijo que la embajada española no podía confirmar las circunstancias que llevaron a la desaparición de los dos hombres y destacó que correspondía investigar a las autoridades mexicanas.