MEXICO (AP) El presidente Enrique Peña Nieto otorgó el lunes el Premio Nacional de Derechos Humanos a un cura católico que ha protegido a los migrantes que sufren de abusos al cruzar México hacia Estados Unidos.

Alejandro Solalinde es un sacerdote que ha recibido amenazas de muerte por denunciar a los cárteles de droga y a policías corruptos.

"Debemos escuchar muchos gritos de personas que están sufriendo, que debemos hacer algo por ellos, no nada más por los migrantes. Y cambiar nuestra dinámica que hemos tenido", dijo Solalinde en la entrega del premio.

El religioso que maneja un refugio para migrantes en Oaxaca tomó un descanso este año después de recibir las amenazas de muerte.

Peña Nieto lo felicitó "por esa noble labor que todos los días realiza en favor de migrantes que pisan suelo mexicano".



Advertisement