MEXICO (AP) Que la lengua de Cervantes acepte palabras como "zapeo", "sándwich", o "cederrón" de seguro puede crispar los nervios de algunos. Pero para los creadores del nuevo Manual de Estilo Online en español, de The Associated Press, estos términos no sólo son aceptados sino que representan la evolución natural del idioma.

Es correcto también decir "nocáut", "parquear" o "vermú". Olvídense de los regionalismos "nafta" o "bencina" para decir "gasolina" y mejor usar "piscina" que "pileta" o "alberca".

El debate está servido.

Periodistas de la agencia internacional de noticias presentaron el lunes en la Ciudad de México el Manual de Estilo Online, junto a personalidades como el poeta Homero Aridjis y los periodistas mexicanos Rossana Fuentes y Carlos Puig, con quienes intercambiaron impresiones, inquietudes, deseos, frustraciones e incluso suspicacias sobre algunas de las palabras que se decidieron incluir.

La presentación, en el auditorio de la librería El Péndulo en la colonia Roma, marca el lanzamiento del manual en Latinoamérica. Inicialmente fue dado a conocer días atrás en Nueva York, la sede central de la agencia noticiosa.

"Nosotros en la AP quisimos crear nuestro propio manual con la idea de proponer un español de uso universal, que aproveche nuestro conocimiento de los Estados Unidos y de América Latina, y por supuesto que sea compatible con nuestro famoso manual de estilo de la AP en inglés", dijo Marjorie Miller, directora editorial para América Latina y el Caribe de la agencia y directora del Servicio en Español.

Explicó que el manual, además de las normas que utiliza la agencia para escribir una nota, contiene 4.


Advertisement

000 entradas sobre el uso de palabras tanto para temas de información general, como de deportes, arte y espectáculos.

"No todos van a estar de acuerdo con nuestras recomendaciones, sea por razones políticas, culturales", dijo Miller.

El documento pretende ser una guía dirigida a periodistas, escritores, medios de comunicación, empresas editoriales, profesores de español y para todo aquel que quiera aprender a hablar esa lengua, especialmente en Latinoamérica y Estados Unidos.

Jorge Covarrubias, veterano periodista del Servicio en Español de la AP y uno de los creadores del Manual, explicó a los participantes en el lanzamiento que se buscó representar el habla de los hispanos en todo el continente, aunque aclaró que no se pretende crear un lenguaje universal "neutral", porque las palabras están cargadas de significación y muestra de ello son las distintas maneras de referirse a las mismas cosas en diferentes países.

Por ejemplo, dijo, se decidió utilizar "piscina" para el lugar donde las personas nadan, en lugar de "alberca" o "pileta" como se refieren en algunos países.

Aridjis se sumó al debate. Para él, dijo, "pileta" es una palabra que se refiere a lo que en su natal estado mexicano de Michoacán se usa para almacenar agua.

El también activista por el medio ambiente no perdió oportunidad de mostrar algunas dudas como el uso de "migrar", y dijo que más que una palabra genérica como esa aceptada también por la Real Academia Española podría usarse "emigrar" para las personas que van de un país a otro e "inmigrar" para los que llegan a uno desde otro.

Disponible sólo en internet, la guía incluye alrededor de 4.000 palabras, de manera similar al "AP Stylebook" en inglés, en ocasiones llamado la biblia de los periodistas en Estados Unidos.

Para la vicepresidenta del Grupo Expansión, quien dijo preferir tenerlo en papel, el manual debería hacérseles llegar no sólo a los interesados en el periodismo sino a los estudiantes.

"Me parece que la introducción del manual es un referente muy útil para los que, como es mi caso, damos clases; o para los que están estudiando periodismo", dijo Fuentes, periodista que pasó varios años de su carrera profesional en Estados Unidos.

Puig, director del programa "En 15" de Milenio TV y columnista del diario Milenio, reconoció el trabajo de la AP, pero también expresó su "frustración" por saber que sólo se ha planeado tener el manual en línea y no en papel.

"Los invito", dijo, "y pongamos esto por escrito (en papel), porque a lo mejor el problema del manual en línea es que uno sólo encuentra lo que busca", dijo el periodista, que lamentó que no se conozca ningún manual mexicano.

Recordó su estancia como periodista en Estados Unidos y dijo que una palabra en inglés que odió porque se usaba prácticamente igual en español era "aplicar". Para Puig, "se aplican las inyecciones, pero no se aplica a la universidad".

Después de México, Estados Unidos es el segundo país del mundo con más hispanoparlantes. Aun así, la guía no incluye estadounidismos (como "aplicar" en lugar de "solicitar") y mucho menos palabras provenientes del espanglish (como "rufo" para significar techo o "vacunar la carpeta", que sería algo como limpiar el tapete), dijo Covarrubias.

El manual justamente sirve para explicar el uso de palabras que vienen del inglés hasta cómo se deben traducir términos franceses como pret-a-porter cuando se trata de moda.

"Los editores del Manual de Estilo en inglés reciben alrededor de 50 preguntas sobre el uso de las palabras en una semana vía internet, y esperamos tener la misma interacción con nuestros suscriptores hispanoparlantes para ayudar a crecer y perfeccionar nuestro Manual de Estilo", dijo Miller.

"Este manual es el resultado del arduo trabajo en equipo del Servicio en Español de la AP", dijo Alejandro Manrique, director de ese servicio y director regional adjunto para América Latina y el Caribe. "Desde la Patagonia hasta Nueva York, pasando por España, nuestros corresponsales, editores y traductores contribuyeron con este proyecto cuyo propósito es continuar con la tarea de mantener los más altos estándares del periodismo que han caracterizado a la AP y que la hacen la agencia de noticias global y esencial".

¿Cómo traduce un periodista "affirmative action" al español? ¿Puede uno publicar las palabras "tuitear", "emoticono" o "faxear" en un periódico? ¿Cuál es la diferencia entre hispano y latino? ¿Es legítimo que un periodista mienta sobre su identidad para conseguir información? ¿Cuáles son los estándares para aceptar una fuente anónima de información?

Como primicia, el Manual de Estilo Online de la AP contiene cientos de términos que están admitidos en las más recientes actualizaciones del Diccionario de la Real Academia y del Diccionario Panhispánico de Dudas, que aparecerán en esas dos obras académicas respectivamente en 2013 y 2015.

"La Real Academia Española admitió que España tiene menos del 10% de los hispanohablantes en el mundo y aceptó la nueva política que permite que las 22 academias de la lengua en tres continentes contribuyan igualmente a la tarea común de velar por el lenguaje y su corrección, aceptando que, a la larga, el uso los hablantes es el único dueño del idioma", dijo Covarrubias, quien además es secretario general de la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

Unos casos más. ¿Cómo se traduce "straw" del inglés? Por ejemplo, algunos dirán "pitillo", otros "sorbeto" y unos más "popote", pero el Servicio en Español de la AP llegó a un veredicto recientemente y escogió "pajilla".

La controversia no está descartada y una muestra se dio en la presentación en México. Desde el público asistente se cuestionó por qué se decidió aceptar el uso de "aguacate" en lugar de "palta" y no de "cacahuate", en vez de "maní".

Miller aclaró que "estas son recomendaciones" y si algún diario en la región considera que prefiere el uso de "cacahuate" lo hará y no tomará la propuesta de "maní".

El Manual de Estilo Online de la AP incluye palabras "neutras", que tienen el mismo significado en distintas regiones latinoamericanas, de España y de Estados Unidos para las que cada país o región usa un término distinto. ¿Se dice chaqueta o chamarra? ¿Se dice chavo, chamo, escuincle o niño?

La agencia asegura que tampoco pretende decir al mundo cómo escribir, sino simplemente presentar un producto joven, que se actualizará de forma constante con los aportes de los suscriptores de la agencia, de los lectores y editores del libro.

El Manual de Estilo Online de la AP también ofrece respuestas a preguntas sobre cómo se traduce "racial profiling" ("caracterización racial") o las diferencias entre "a donde", "adonde" o "adónde".

Colleen Newvine, gerente de producto del Manual de Estilo Online de la AP, dijo que los clientes han estado pidiendo este manual durante años.

"Este fue el mejor momento porque tuvimos el liderazgo entusiasta de los nuevos directores en la Ciudad de México, quienes entendían la importancia de tener un español universal y también porque nuestro sitio web cuenta con versiones para teléfonos móviles que hacen que su suscripción sea efectiva y nos permita ofrecer contenidos de manera eficiente a clientes en una docena o más países ", afirmó.

Por el momento, el Manual de Estilo en línea de la AP, que incluye un capítulo sobre los estándares periodísticos de la agencia, sólo está siendo ofrecido a los clientes de servicio de noticias en español, pero estará disponible para el público a principios de 2013. El costo será de 26 dólares al año por una suscripción individual y 210 al año para tener una licencia que permita el uso de hasta de diez usuarios.

En esta etapa de lanzamiento, la AP ofrece un descuento de un tercio del valor para sus clientes en América Latina, Estados Unidos y Europa.