MEXICO (AP) El presidente mexicano Felipe Calderón firmó el jueves el decreto que reforma la ley de trabajo para establecer nuevas reglas de contratación, con los cambios más significativos implementados en la materia en casi cuatro décadas.

Calderón aplaudió la decisión del congreso de aprobar la amplia reforma laboral, con la cual según sus defensores aumentarían la inversión y el empleo, en tanto sus detractores consideran que crearía empleos con salarios bajos.

"Con esta reforma histórica, modernizamos el marco jurídico laboral y hacemos más atractivo a nuestro México para la inversión y para la creación de más puestos de trabajo", expresó Calderón el jueves en la firma de la ley.

El Senado aprobó hace dos semanas por mayoría la reforma laboral y la Cámara de Diputados la aprobó a inicios de noviembre. El proyecto de ley fue muy debatido y finalmente dejó fuera aspectos de transparencia y democracia sindical.

Calderón propuso la reforma laboral en sus últimos meses como presidente de México. El mandatario alegaba que la ley vigente estaba obsoleta y frenaba contrataciones de jóvenes en un país que, ha dicho, requiere al menos un millón de puestos nuevos cada año. Calderón deja el poder el sábado.

La nueva ley permite el trabajo temporal, salarios por horas, además de períodos de prueba y entrenamiento.

"Esto dará un fuerte impulso a la economía", dijo Calderón. "Sobre todo, brindará mayores y mejores oportunidades de progreso a los mexicanos".