Una imagen proporcionada por el FBI muestra al pandillero Joe Luis Saenz, de 37 años, que fue detenido en Guadalajara, ciudad del oeste de México el jueves
Una imagen proporcionada por el FBI muestra al pandillero Joe Luis Saenz, de 37 años, que fue detenido en Guadalajara, ciudad del oeste de México el jueves 22 de noviembre del 2012 y extraditado al día siguiente a Los Angeles. Saenz tiene requisitoria por cargos de asesinato, secuestro y violación, dijeron funcionarios de los dos países.(Foto AP/FBI) (Uncredited)
LOS ANGELES, California, EE.UU. (AP) Uno de los prófugos de la justicia norteamericana, incluidos en la lista de los "diez más buscados" por el FBI fue arrestado el jueves en México y extraditado a Los Angeles el viernes donde tiene requisitoria por cargos de asesinato, secuestro y violación, dijeron funcionarios de los dos países.

Joe Luis Sáenz, de 37 años, un conocido pandillero de Los Angeles fue detenido en la ciudad occidental de Guadalajara en una operación conjunta con el gobierno mexicano, informó Bill Lewis, subdirector interino de la oficina del FBI en Los Angeles. Las autoridades mexicanas dijeron que el indiciado fue entregado el mismo jueves a policías estadounidenses que lo trasladaron por avión a Los Angeles.

El FBI dijo que acusan a Sáenz de matar a tiros a dos miembros de una pandilla rival en julio de 1998, en represalia por el asesinato de sus compañeros

Saenz sospechaba que su novia, Sigrieta Hernández, quien es madre de su hija, iba a acusarlo a las autoridades por los asesinatos, dijeron los investigadores. Se le acusa también de secuestro, violación y de asesinato de su novia dos semanas después.

Asimismo se cree que Saenz mató a Oscar Torres en su casa de un suburbio de Whittier en octubre del 2008 porque se negó a devolverle 600.000 dólares procedentes de venta de droga después que la policía le incautó el dinero en una parada de tránsito. Las autoridades dijeron que tienen imágenes de un video de seguridad de la casa de Torres donde se ve cuando Saenz le asesina y hiere a otra persona.


Advertisement

Se cree que Sanz estaba oculto en México, donde trabajaba como sicario y escolta para un cartel del narcotráfico mexicano.

Saenz figuraba en la lista de los más buscados por el FBI desde el 2009, a la misma altura de Osama bin Laden, el líder de la mafia en Boston James "Whitey" Bulger y otros conocidos criminales. Se ofrecía una recompensa de hasta 100.000 dólares por información para lograr su arresto.