CIUDAD DE MEXICO (AP) Cientos de migrantes cumplieron el viernes tres días varados cerca de las vías férreas en el sur de México debido a un incendio del tren en que se dirigen a la frontera con Estados Unidos.

Saúl Salazar, trabajador de un albergue para inmigrantes en el sureño estado de Chiapas, dijo que cerca de 2.500 migrantes centroamericanos han estado durmiendo a la intemperie y a la espera de que trabajadores ferroviarios reemplacen un motor que estalló en llamas a principios de esta semana.

Salazar indicó el viernes que la casa del migrante Hogar de la Misericordia, en Arriaga, Chiapas, sólo puede recibir a cerca de 100 personas. Agregó que el albergue ha estado alimentando al resto con arroz, frijoles y pollo.

Los migrantes viajan encima del tren, conocido popularmente como "La Bestia", en su dura travesía a Estados Unidos.



Advertisement