GUADALAJARA, México (AP) El histórico decomiso de 15 toneladas de metanfetamina pura en México, una cantidad equivalente a la mitad de todos los decomisos de metanfetaminas realizados a escala mundial en 2009, alimentó las conjeturas de que el país podría estarse convirtiendo en una plataforma mundial de producción, no sólo un proveedor de Estados Unidos.

La dimensión del decomiso en el estado occidental de Jalisco, anunciado el miércoles por la noche, deja entrever la participación del Cártel de Sinaloa, una organización poderosa dedicada al tráfico de cocaína y marihuana que se ha expandido a la producción y manufactura de metanfetaminas a escala industrial.

Las autoridades militares mexicanas no dijeron qué cártel de las drogas podría estar detrás de las decenas de barriles azules llenos de metanfetamina en polvo. El general Gilberto Hernández Andréu dijo que estaba lista para ser empacada. No informó sobre el destino de la droga.

Jalisco ha sido visto desde hace mucho tiempo como el centro de producción y tráfico del Cártel de Sinaloa. El consumo de metanfetaminas sigue aumentando en Estados Unidos, el mercado más grande de drogas.

El alijo podría haber suministrado 13 millones de dosis con un valor superior a los 4.000 millones de dólares en el mercado negro estadounidense.


Advertisement

El Cártel de Sinaloa, dirigido por Joaquín "El Chapo" Guzmán, está equipado para producir y distribuir drogas para la aldea global, dijo Antonio Mazzitelli, delegado regional de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

"Los decomisos de esta magnitud... podrían hacer imaginar una expansión hacia mercados de América Latina y Asia", dijo Mazzitelli. También podría significar "que es producto que todavía no ha encontrado mercado: eso es, como toda empresa, cuando el mercado está en crisis, lo que pasa es que los inventarios aumentan", agregó.

Un alto funcionario judicial de Estados Unidos en México dijo el jueves que el descalabro por el operativo de esta semana fue probablemente para el Cártel de Sinaloa.

La organización criminal podría estar tratando de "reducir su dependencia en la cocaína colombiana, inundando el mercado con metanfetaminas", afirmó.

Las autoridades mexicanas mostraron a los reporteros barriles llenos de polvo blanco y amarillo que fueron encontrados en un laboratorio de una pequeña finca en las afueras de Guadalajara, la segunda ciudad más grande de México.

No se encontraron personas en la propiedad y las autoridades no realizaron arrestos, aunque aparentemente entre 12 y 15 personas trabajaban en el lugar.

"Esto podría potencialmente causar mella en la cadena de distribución en los Estados Unidos", dijo Rusty Payne, vocero del Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA). "Cuando decomisamos tanto de la cadena de distribución, les afecta en serio".

El ejército mexicano dijo que tras recibir información de manera anónima, los soldados encontraron una alijo de la sustancia en la localidad de Tlajomulco de Zúñiga, parte de la zona metropolitana de Guadalajara.

En un comunicado, las fuerzas armadas describieron el decomiso como "histórico" e insinuaron que se trataba del más grande realizado por las fuerzas armadas.