NUEVA YORK (AP) Los jugadores de la NBA rechazaron el lunes la última oferta de la liga e iniciaron el proceso para desbandar su sindicato.

La decisión de los basquetbolistas ponen en peligro la realización de la temporada 2011-12.

El director ejecutivo del gremio de jugadores, Billy Hunter, indicó que el sindicato está preparado para radicar una demanda antimonopólica contra la NBA.

Añadió que está es la mejor alternativa "para que los jugadores puedan tener un debido proceso".

Para el comisionado de la NBA, el desenlace es trágico.

"Parece que la temporada 2011-12 está en verdadero peligro", dijo Stern en una entrevista con ESPN. "Todo es una gran farsa. Al salir con eso ahora, lo que el sindicato busca es ver si pueden asustar a los dueños. Eso no va a pasar".

Hunter declaró que los jugadores que no aceptaron el ultimátum dado por Stern, al considerarlo como "extremadamente injusto".

"Esta es la mejor decisión para los jugadores", dijo el presidente del gremio, Derek Fisher. "Quiero reiterar eso, que muchos jugadores arriesgan muchas cosas personalmente en términos de sus carreras y su presente".

"Y en estos momentos siento que es importante todos sentimos que es importante para todos los jugadores, no sólo los que están en esta sala, sino todo el grupo que no solamente tratemos de conseguir un acuerdo para hoy, sino para todos los jugadores de la NBA que llegarán a la liga en la próxima década".

En su más reciente oferta, la liga propuso una temporada de 72 partidos a partir del 15 de diciembre.


Advertisement

El domingo, la liga promovió públicamente su propuesta con una charla de 90 minutos en Twitter para responder a preguntas de jugadores y aficionados. También colgó un video en YouTube para explicar los puntos claves y enviando un memorándum de Stern a los jugadores llamándoles a "estudiar nuestra propuesta cuidadosamente, y a aceptarla como un arreglo mutuo justo de los asuntos entre nosotros".

El contrato previo expiró el 30 de junio. Pese a una serie de reuniones ese mes, nunca hubo muchas esperanzas de un acuerdo antes de esa fecha, pues los dueños deseaban cambios significativos tras decir que perdieron 300 millones de dólares la campaña pasada y centenares de millones más en cada año del acuerdo, que fue ratificado en el 2005.

Los dueños deseaban quedarse con una porción mayor de los casi 4.000 millones de dólares en ingresos de la liga, tras garantizarle 57% a los jugadores en el acuerdo viejo. Y pedían un sistema en el que incluso los equipos en mercados más pequeños puedan tener opciones al campeonato, diciendo que el actual sistema favorece a los equipos con más dinero.

Copyright 2011 The Associated Press.