Jake Dimmock, condueño del dispensario medico de marihuana Centro del Noroeste de Recursos para Pacientes, cuida las plantas en un salón especial en
Jake Dimmock, condueño del dispensario medico de marihuana Centro del Noroeste de Recursos para Pacientes, cuida las plantas en un salón especial en Seattle, el 7 de noviembre de 2012. Diversas iniciativas están en preparación en el Congreso para modificar las leyes sobre la marihuana. (AP Foto/Ted S. Warren) (Associated Press)
SEATTLE (AP) Diversas iniciativas se preparan en el Congreso para modificar las leyes sobre la marihuana, algunas de las cuales contemplan legalizar la producción industrial de la yerba e imponerle un impuesto federal.

Los legisladores de ambos partidos trabajan en silencio en sus propuestas y las primeras de éstas serán presentadas el martes por los representantes demócratas Earl Blumenauer, de Oregon, y Jared Polis, de Colorado, dijo Blumenauer a The Associated Press.

La medida de Polis pretende reglamentar la marihuana tal como el gobierno federal maneja el alcohol: en los estados que legalicen la marihuana, los productores tendrán que conseguir un permiso federal.

La jurisdicción policial relacionada a la marihuana sería retirada a la Dirección Estadounidense Antidrogas y pasaría al organismo pertinente, al que se rebautizaría como Oficina Federal de Alcohol, Tabaco, Marihuana y Armas de Fuego.

La iniciativa de Polis mantiene la penalización al transporte de marihuana de un estado donde la yerba sea legal a uno donde sea ilegal.

La medida se basa en una propuesta para la legalización que impulsaron previamente los ex representantes Barney Frank, de Massachusetts, y Ron Paul, de Texas.

La iniciativa de Blumenauer crearía un impuesto especial federal que se aplicaría a la marihuana.

Las votaciones en el segundo semestre de 2012 en los estados de Colorado y Washington para legalizar el consumo recreativo de la marihuana deberían alentar al Congreso a poner fin a la prohibición contra la yerba que ha persistido durante 75 años, dijo Blumenauer.

"Ustedes en Washington y mis amigos en Colorado en verdad echan a perder el asunto", dijo Blumenauer.

"Continuamos arrestando a dos tercios de un millón de personas por consumir una sustancia que una mayoría considera debería ser legal... Es hora de que avancemos y solucionemos esto", agregó.

Los defensores de la marihuana que trabajan con los legisladores reconocen que podrían pasar años para que el Congreso apruebe algún cambio, pero se sienten alentados por los acontecimientos recientes.

La semana pasada, el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, salió en apoyo de las medidas para legalizar la marihuana en su estado, Kentucky, mientras que el representante republicano Dana Rohrabacher, de California, tiene previsto presentar una iniciativa que permita a los estados fijar sus propias políticas sobre la marihuana.

El presidente de la Comisión Judicial del Senado, el demócrata Patrick Leahy, de Vermont, dijo que tiene intención de efectuar una audiencia sobre el conflicto entre las leyes estatales y las federales sobre la marihuana.

Leahy exhortó a que se ponga fin a las sentencias "obligatorias mínimas" federales que resultan en largas condenas de prisión por delitos relacionados con las drogas.