El ex gobernador de Illinois George Ryan camina acompañado por su hijo George H. Ryan Jr., a la izquierda, a su llegada a un centro de rehabilitación en
El ex gobernador de Illinois George Ryan camina acompañado por su hijo George H. Ryan Jr., a la izquierda, a su llegada a un centro de rehabilitación en Chicago el miércoles 30 de enero de 2013, después de cumplir un período de más de cinco años de cárcel por cargos de corrupción. (Foto AP/M. Spencer Green) (Associated Press)
CHICAGO (AP) El ex gobernador de Illinois, George Ryan, fue liberado el miércoles de una prisión federal tras cumplir más de cinco años de condena por corrupción, e hizo una breve escala en un centro de rehabilitación antes de trasladarse a su casa donde cumplirá el resto de su sentencia.

Al mediodía, Ryan, de 78 años, estaba sentado en la sala de su espaciosa casa en el arbolado vecindario de Kankakee, en el norte de Illinois, rodeado de sus hijos y nietos, dijo Jim Thompson, abogado de Ryan y también ex gobernador de la entidad.

"Si pudieras ver las caras sonrientes de él y sus nietos", dijo Thompson hablando por teléfono desde la casa de Ryan.

A la mitad de un día lleno de emociones para el ex gobernador, un nieto le entregó una urna con las cenizas de su esposa Lura Lynn, quien murió en 2011, dijo Thompson.

El confinamiento otorgado en la casa pareció incluso sorprender a Thompson, quien insistió en que Ryan no tuvo trato especial cuando más temprano acudió a un centro de rehabilitación. El abogado dijo que las autoridades sencillamente determinaron que el ex gobernador no necesitaba los servicios que ofrece un centro de rehabilitación, como apoyo con cheques o entrevistas para buscar empleo.

"La oficina de las prisiones es dura", dijo Thompson. "Ellos no tienen favoritos", indicó y agregó que las autoridades no cambian las reglas. Por ejemplo, a Ryan le negaron el permiso para asistir al funeral de su esposa.

Ryan pasó poco más de cinco años en la prisión federal en Terre Haute, Indiana.

Su liberación significa que Illinois ya no presenta la peculiaridad de tener a dos ex gobernadores tras las rejas a la vez. El sucesor de Ryan, Rod Blagojevich, es ahora el único ex gobernador de Illinois que queda preso. El demócrata cumple una condena de 14 años por corrupción en una prisión federal de Colorado.

Un jurado condenó a Ryan en 2006 de asociación para delinquir, estafa fiscal y hacer declaraciones falsas al FBI. Los jurados concluyeron que Ryan había desviado actividades de negocios estatales a personas de confianza cuando era secretario de Estado y después como gobernador a cambio de vacaciones y regalos. También fue acusado de detener una investigación a empleados estatales por aceptar sobornos para entregar licencias de conductores de camiones.

Ryan llamó la atención nacional como gobernador cuando consideró que las leyes de pena capital de Illinois tenían problemas graves y vació las galeras de la muerte en 2003. Eso relanzó un debate nacional y llevó al estado a abolir la pena capital en 2011.

Estará confinado en su casa hasta que su sentencia termine oficialmente el 4 de julio y sólo podrá salir en ocasiones especiales, como citas con el médico y a la iglesia, previo permiso de las autoridades.