Nueva York, 15 Ene (Notimex).- El Senado de Nueva York aprobó la regulación más estricta sobre el control de armas en Estados Unidos, lo que constituyó la primera reacción legislativa a la masacre de la comunidad de Newtown, Connecticut.

La legislación, impulsada por el gobernador Andrew Cuomo, fue aprobada la noche del lunes por una abrumadora mayoría de 48 votos a favor y 18 en contra, y se prevé que este martes sea pasada sin contratiempos en la Cámara de Representantes.

La nueva regulación prohíbe la venta de cartuchos de municiones que contienen más de siete balas y aumenta las penas de prisión para algunos crímenes cometidos con arma de fuego.

Además exige que proveedores de servicios de salud reporten a autoridades a pacientes potencialmente peligrosos, asimismo serán obligatorias las revisiones de antecedentes cada cinco años para los poseedores de armamento.

Nueva York cerró con ello las lagunas a una legislación que ya era una de las más estrictas en Estados Unidos respecto al comercio de armas.

Las nuevas regulaciones en Nueva York anteceden a los controles que el gobierno federal pretende impulsar en todo el país, en un esfuerzo que encabeza el vicepresidente Joe Biden, luego de que 20 niños menores de siete años y seis adultos fueron acribillados en diciembre pasado en Newtown.