Steven Bridges, a la izquierda, recibe un anillo de bodas de parte de su pareja Michael Snell, en el ayuntamiento de Portland, Maine, en los primeros
Steven Bridges, a la izquierda, recibe un anillo de bodas de parte de su pareja Michael Snell, en el ayuntamiento de Portland, Maine, en los primeros minutos del sábado 29 de diciembre de 2012, tras la entrada en vigencia de una ley que autoriza los matrimonios entre personas del mismo sexo.(AP Photo/Robert F. Bukaty) (Robert F. Bukaty)
BALTIMORE, Maryland, EE.UU. (AP) Varias parejas gay en Maryland fueron ovacionadas en bodas que sustituyeron las fiestas de Año Nuevo, luego que el matrimonio entre personas del mismo sexo quedó legalizado en el primer minuto de 2013.

James Scales, de 68 años y quien ha trabajado para la oficina del alcalde de Baltimore durante un cuarto de siglo, se casó con William Tasker, de 60 años, poco después de la medianoche. Presidió la ceremonia la propia alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Bake, dentro del Palacio del Ayuntamiento.

"Simplemente parece muy difícil creer que esto está ocurriendo", dijo Scales, poco después de casarse con quien ha sido su pareja durante 35 años.

Otras seis parejas gays se casaron en el mismo inmueble. Hubo más ceremonias en otras partes del estado.

Las bodas siguieron a una disputa legislativa entre el gobernador Martin O'Malley contra los líderes de su Iglesia católica. Los votantes en el estado, fundado por católicos en el siglo XVII, aprobaron la reforma legal mediante una consulta realizada en noviembre.

"No hay una institución humana más sagrada que aquélla que están a punto de formar ustedes", dijo Rawlings-Blake durante la breve ceremonia. "El matrimonio verdadero es la relación más preciada de todas las que hay en la Tierra".

Las parejas homosexuales en Maryland podían obtener licencias matrimoniales desde el 6 de diciembre, pero éstas no entraron en efecto sino hasta el martes.


Advertisement

En 2011, la legislación sobre los matrimonios gay fue aprobada en el Senado estatal pero se estancó en la Cámara de Representantes. O'Malley no hizo de este tema una parte crucial de su agenda legislativa de 2011, pero indicó a mediados de ese año que contemplaba la posibilidad de respaldar una medida similar a la ley de Nueva York, que incluye exenciones para las organizaciones religiosas.

Poco después, el arzobispo de Baltimore, Edwin O'Brien, escribió a O'Malley que los matrimonios entre personas del mismo sexo iban contra la fe del gobernador.

El gobernador no se dejó persuadir, y respondió que tenía la obligación de corregir asuntos legales injustos.

En total, nueve estados y el Distrito de Columbia han aprobado los matrimonios entre personas del mismo sexo. Los otros son Connecticut, Iowa, Massachusetts, Nueva Hampshire, Nueva York y Vermont.