MIAMI (AP) Un ex militar estadounidense que pasó meses encarcelado en México después de tratar de cruzar la frontera cargando una escopeta herencia de su familia familiar, tuvo que ser hospitalizado cuando iba rumbo a Florida.

Jon Hammar, de Palmetto Bay, salió de prisión el viernes de un centro de detención en Matamoros, México. Sus familiares informaron que fue hospitalizado el fin de semana en Luisiana cuando conducía hacia el sur de Florida.

Su madre dijo el lunes que Hammar, de 27 años, tenía resfriado del pecho y malestar estomacal antes de ser liberado, pero aún prevé que estará en casa para Navidad.

Hammar se dirigía a Costa Rica en agosto cuando cruzó la frontera mexicana. Las autoridades estadounidenses le informaron que podría declarar la escopeta que no estaba cargada en la frontera, pero reportes dijeron que las autoridades mexicanas lo retuvieron hasta que determinaron que no intentaba cometer un crimen.