NUEVA YORK (AP) Grupos comunitarios están presionando a la ciudad de Nueva York para que use parte de los 41 millones de dólares recaudados tras el huracán Sandy para ayudar a inmigrantes sin papeles afectados por la tormenta que no pueden beneficiarse con ayuda federal.

Activistas que se reunieron con representantes municipales el viernes en un foro público denunciaron que cientos de inmigrantes - desde la comunidad salvadoreña de Far Rockaways a la mexicana de Staten Island - necesitan ayuda urgente. Muchos han regresado a apartamentos y casas llenas de moho tras el paso de la tormenta el 29 de octubre y están empezando a desarrollar enfermedades. Los jornaleros que trabajan en reconstrucción tras el paso de Sandy se arriesgan a sufrir robo de salarios, abusos de patrones y falta de protección, entre otros problemas.

"Estamos fallando a la comunidad inmigrante", dijo Joseph McKellar, director ejecutivo de Queens Congregations United for Action. "Hemos tratado de reducir el nivel de sufrimiento, pero no es suficiente".

Inmigrantes en situación irregular no pueden recibir ayuda económica federal o vivienda temporal ofrecida por el gobierno si no tienen hijos nacidos en Estados Unidos o viven con al menos un ciudadano estadounidense o "extranjero cualificado", es decir, que cumple con alguna de varias categorías de estatus legal.



Advertisement