Javier Bardem y Penélope Cruz fueron captados en una premiación de la Academia Cinematográfica de los Oscares, en Los Ángeles, en el 2011.
Javier Bardem y Penélope Cruz fueron captados en una premiación de la Academia Cinematográfica de los Oscares, en Los Ángeles, en el 2011. (Foto: Matt Syles/AP)
MEXICO - Los colores discretos y pálidos se dejaron ver ayer en la alfombra roja de los premios Óscar, sobre todo en algunas de las estrellas que más expectación generaban por su vestuario.

Así, Anna Hathaway llegó en un Prada rosa pálido; Amy Adams en un Óscar de la Renta con gran falda con holanes en azul perla, y Jessica Chastain en un nude Armani.

"Como que esos vestidos no lucen mucho en la televisión, debieron buscar colores más fuertes", opinó el diseñador Alberto Rodríguez al comentar esta tendencia que también siguió Jennifer Lawrence con un vestido Dior.

También en tonos suaves fueron Amanda Seyfried con un atuendo en columna de Alexander McQueen con aplicaciones doradas.

Sin embargo, algunas sí apostaron por los tonos fuertes como Jane Fonda, en un diseño amarillo encendido, Sally Field en un Valentino rojo, mientras que Kelly Rowland apostó por un Donna Karan en una contrastante combinación en blanco y negro.

"Los colores pálidos en actrices pálidas como que las deslava; por ejemplo, en Jessica Chastain, quien además mostró arrugas en su vestido, falta imperdonable en el fitting", comentó el experto Alejandro Brofft.

"En realidad no he visto muchos vestidos que me hagan suspirar. Muchos de los diseños como que ya los habíamos visto y las estrellas como que no se quisieron arriesgar", agregó la experta Desirée Navarro.


Advertisement

En tonos metálicos, desfilaron por la alfombra Catherine Zeta-Jones, en un Zuhair Murad; Jennifer Hudson, en un vestido de lentejuelas azul de Roberto Cavalli, y Naomi Watts en un Giorgio Armani plateado.

"Creo que en general muchas de las estrellas se fueron por lo seguro y pocas arriesgaron. A mí me gustó por ejemplo que Zoe Saldaña lució un vestido diferente", afirmó el diseñador Manuel Méndez.

Saldaña desfiló con un atuendo blanco de Alexis Mabille con flores bordadas en el escote y cola con franjas negras y grises.

Cabe destacar que Helen Hunt acudió con un vestido austero diseñado por la departamental sueca H&M, realizado con tratamientos ecológicos.

Eso sí, lo adornó joyas del diseñador Martín Katz.

Y ellos

Los caballeros lucieron muy elegantes con esmóquines clásicos y bien peinados. Destacaron Eddie Redmayne en Alexander McQueen y Channing Tatum con un conjunto con chaleco, aunque éste último no convenció al diseñador Noé Roa.

""Tatum es de los pocos hombres que se ve mejor con ropa casual, o sin ropa, que con ropa elegante", comentó.

Las tendencias en la pasarela

-Tonos suaves como azul pastel, rosa, beige y nude

-Cabelleras tipo años 40 ó 50 con ondas

-Vestidos strapless

-Pequeñas caudas o colas

-Bolsas joya, decoradas pedrería

-Escotes en la espalda

Lo que no se vio en TV

-Channing Tatum presumió el vientre de su esposa embarazada, Jenna Dewan.

-Jennifer Lawrence saludó a Kristen Stewart, quien llegó en muletas.

-Gael García no se separó del director de "No", el chileno Pablo Larraín.

-Halle Berry felicitó a la conductora Robin Roberts, quien acaba de librar una batalla contra el cáncer.

-Los últimos en llegar fueron Nicole Kidman, Hugh Jackman, George Clooney y Ben Affleck.