Alejandra Guzman en una foto de archivo de su presentación en 2012 con  Moderatto en El Paso Coliseum.
Alejandra Guzman en una foto de archivo de su presentación en 2012 con Moderatto en El Paso Coliseum. (Fernie Castillo/El Paso Times)
MÉXICO, DF 14-Ene .- Después de permanecer un par de días en el hospital y ser sometida a una artroplastia de cadera, Alejandra Guzmán fue dada de alta el domingo, según su padre, Enrique Guzmán.

El cantante aseguró que su hija se encuentra estable y recuperándose favorablemente en casa.

"Salió ayer (domingo), está bien, y aunque me dijo que le dolió del carajo, ya va muy bien. No tiene fiebre, ninguna infección. Y está muy contenta de que ya va a poder mover muy bien la pierna, pues antes la tenía como encajada", contó en entrevista telefónica Enrique Guzmán.

A la intérprete de "Reina de Corazones" se le implantó una prótesis de titanio para corregirle un desgaste de la cabeza del fémur izquierdo; y a pesar de que su recuperación ha sido excelente, según su padre, la intérprete tendrá que guardar reposo por lo menos durante cuatro semanas.

"DÌas antes de hospitalizarse estuvo haciendo ejercicio, preparándose para que la cirugía saliera muy bien, y así fue. Lo único es que no se puede mover mucho, ni siquiera podrá hacer sus rompecabezas que tanto le gustan, así que deberemos de encontrar otra forma de distraerla", explicó el cantante.

Y aunque en los últimos meses, "La Guzmán" estuvo en el nosocomio para retirarle los residuos de una sustancia nociva que le inyectaron durante un tratamiento estético, en esta ocasión su hospitalización no estuvo relacionada con ello.

"De lo otro no sabíamos ni qué pedo, no sabíamos ni para dónde hacernos, pero lo de ahorita fue sólo de la cadera para repararle un daño congénito", compartió Enrique Guzmán.

Además, el cantante explicó que no ha podido visitar a su hija debido a que tiene gripe, y no quiere contagiarla.