La actriz Naomi Watts en una escena de la película "The Impossible" en una imagen proporcionaa por Summit Entertainment (Foto AP/Summit
La actriz Naomi Watts en una escena de la película "The Impossible" en una imagen proporcionaa por Summit Entertainment (Foto AP/Summit Entertainment, Jose Haro) (Associated Press)
LOS ANGELES (AP) Para interpretar una madre que fue separada de su esposo y sus hijos por el tsunami de 2004 Naomi Watts no iba sólo a imaginarse las cosas.

La actriz británica se llevó a su pareja Liev Schreiber y a sus dos hijos al plató en Tailandia de la cinta "The impossible" ("Lo imposible") donde el director español Juan Antonio Bayona ("El orfanato"), recreó la destrucción en una zona turística.

Watts habló de la historia con Sasha, de 5 años, y Kai, de 4, para acostumbrarlos a ver a su madre tosiendo sangre con la cara amoreteada y heridas profundas en el cuerpo.

"No es la forma más bonita de ver a mama ¿verdad?", dijo Watts en una entrevista. "La primera vez vinieron un día en el que tenía heridas mínimas, realmente nada, pero para el tercer día que vinieron me estaban poniendo chocolate en polvo encima y pintándose heridas a ellos mismos y a mí. Así que lo entendieron".

"Sé que no es completamente normal. Pero esa es la vida que tienen los actores".

En su interpretación aclamada por la crítica, Watts da vida a la doctora española María Belón, un personaje de la vida real, que fue arrastrada por la ola junto a su hijo mayor y atendida en un hospital de Tailandia, y finalmente pudo reunirse con sus dos hijos menores y su esposo, interpretado por Ewan McGregor.

El sismo en el Océano Indico y los tsunamis que provocó el 25 de diciembre de 2004 mataron a más de 200.


Advertisement

000 personas en el sureste de Asia. "The Impossible", que se enfoca en la supervivencia de la familia en medio del desastre, está en el primer puesto por venta de boletos en España y se estrenó la semana pasada en México. En Estados Unidos se estrena el viernes.

"Nos hace entender mucho más el desastre a un nivel que no habríamos podido de otra manera, porque es demasiado impactante como para ser indiferentes", dijo McGregor. "La cifra de muertes fue tan alta, la destrucción fue enorme".

Watts, de 44 años, dijo que el papel fue uno de los más demandantes que ha tenido, tanto física como emocionalmente, pues tuvo que tratar de comunicar con taco una realidad horrible. Belón ha acompañado a Watts y a la producción en los estrenos de la película.

"Tenía la gran presión y responsabilidad de mostrarla correctamente por todo lo que vivió ella y todo lo que sufrió", dijo Watts de Belón. "Y además de su historia había miles de historias más".

Las reseñas de The Associated Press elogiaron a Watts por su "interpretación vívida y profundamente comprometida" y la actriz ha sido nominada a un Globo de Oro, por lo que no es de extrañar que también se le considere una fuerte contendiente para el Oscar.

Watts dijo que Bayona le hacía interpretar las escenas con diálogos y después volvían a grabar la misma escena sin palabras y al final incorporaban los diálogos en la edición final. El bailarín y actor adolescente Tom Holland, quien interpreta a su hijo mayor, dijo que esto fue algo que sirvió en la película.

Como personaje "tenía esa voz y eso era realmente aterrador", dijo Holland. "La primera vez que la oí era como decir 'Guau, hay algo que no está bien ¿qué está pasando?".

McGregor, cuyo personaje no resulta tan herido, dijo que quedó igualmente impresionado por su compañera de elenco.

"En el 85% de la película ella tiene heridas graves, teme por su vida y por la seguridad de su esposo y sus dos hijos, anticipándose al hecho de que podría estar muriendo", dijo. "Pero nunca se siente igual. He hablado con ella al respecto y le he dicho que es un logro extraordinario que haya logrado manejar tal variedad y llevarnos en ese viaje extraordinario".