Mark Basseley Youssef, derecha, y su abogado Steven Seiden en la corte en una fotografía del 27 de septiembre de 2012. Youssef, quien estaba detrás de la
Mark Basseley Youssef, derecha, y su abogado Steven Seiden en la corte en una fotografía del 27 de septiembre de 2012. Youssef, quien estaba detrás de la película anti-musulmanes, que desató la violencia en Oriente Medio tendrá que presentarse en la corte para definir si violó la libertad condicional a la que fue sentenciado por fraude financiero. (Foto AP/Mona Shafer Edwards, arcihvo) (Associated Press)
LOS ANGELES (AP) Un hombre de California que produjo una película que se mofaba del profeta Mahoma y provocó reacciones de violencia en diferentes partes de Oriente Medio fue sentenciado el miércoles a un año en prisión federal por violaciones a su libertad condicional en un caso no relacionado.

La sentencia es el resultado de un acuerdo entre los abogados y la fiscalía federal por el cual el acusado Mark Bassely Youssef se declaraba culpable, Youssef admitió en la corte que usó varios alias y con esto violó su libertad condicional, además de que obtuvo una licencia de conducir con un nombre falso. Youssef estaba en libertad condicional por un caso de fraude bancario.

Poco después de que Youssef salió de la corte su abogado, Steven Seiden, le dijo a reporteros fuera del tribunal que su cliente quería dar un mensaje.

"Quería que les dijera que el presidente Obama quizá detuvo a Osama bin Laden, pero no mató esa ideología", dijo Seiden.

Cuando le preguntaron qué era lo que quiso decir Seiden dijo: "No le pregunté y no lo sé".

La jueza federal de distrito Christina Snyder aceptó el acuerdo de culpabilidad e inmediatamente sentenció a Youssef después de que admitió que había cometido cuatro de las ocho supuestas violaciones que se le imputaban, incluyendo obtener una licencia de conducir fraudulenta en California. Los fiscales estuvieron de acuerdo en retirar las otras cuatro acusaciones bajo el acuerdo, que incluirá nuevamente libertad condicional para Youssef.


Advertisement

Todas las partes estuvieron de acuerdo en que ninguna de las violaciones estuvieron relacionadas con el contenido de "Innocence of Muslims", una película que retrata a Mahoma como un fraude religioso, un pedófilo y un mujeriego.

El vicefiscal federal Robert Dugdale argumentó que las mentiras de Youssef sobre su identidad han afectado a otros, incluyendo al equipo de producción y al elenco de la cinta. La película desató una ola de violencia que surgió el 11 de septiembre y se contagió a diversas partes de Oriente Medio.

"Desconocían que era un ex convicto", dijo Dugdale el miércoles. "Si lo hubieran sabido quizá lo habrían pensado más" antes de sumarse a la película, dijo sobre el equipo de producción.

El fiscal señaló que los integrantes de la cinta han recibido amenazas de muerte y sienten que su carrera se arruinó.

Seiden dijo que su cliente admite haber sido el guionista de la película pero que no se involucró más en la cinta, fuera de ser un "consejero cultural" para la misma.

Youssef, de 55 años, fue arrestado a finales de septiembre, semanas después de que comenzara a esconderse cuando surgió la violencia por la película.

Los musulmanes enfurecidos han pedido que se castigue a Youssef, un ministro del gabinete pakistaní incluso llegó a ofrecer 100.000 dólares a quien lo mate.