MONTEVIDEO, Uruguay 2-Ago .- El Presidente de Uruguay, José Mujica, explicará en la Asamblea General de la ONU, que se llevará a cabo en septiembre, el proyecto de ley de regulación de la mariguana, que podría ser aprobado definitivamente antes de fin de año, informó el presidente de la Junta Nacional de Drogas, Diego Cánepa.

Mujica acudirá a la sesión de la ONU junto al Canciller Luis Almagro, pero será el propio Presidente quien explique el alcance de la iniciativa, afirmó Cánepa al diario La República.

Luego de la aprobación de la regulación por los diputados, el miércoles, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), dependiente de la ONU, cuestionó la intención del Gobierno uruguayo de regular la venta de mariguana.

El Gobierno uruguayo declinó responder inmediatamente a las observaciones sobre violaciones a los convenios internacionales que hizo la dependencia.

"Las observaciones no provienen de la ONU sino de una dependencia que fue creada para hacer un seguimiento de los convenios firmados entre el organismo internacional y los países asociados", dijo Cánepa.

Este plan sin precedentes, que colocaría al Gobierno en el centro de una industria legal de la mariguana, se encuentra a la mitad del camino en el Congreso uruguayo, pero se prevé que sea aprobado definitivamente por el Senado.

"La solución no es prohibir, es regular estrictamente. Y hay que regular estrictamente el mercado de la mariguana. Uruguay no legaliza la mariguana, sino que regula estrictamente el mercado de la mariguana, lo que es distinto, porque la producción o venta de esta droga fuera de esta regulación será delito", manifestó el presidente de la Junta Nacional de Drogas.

Las elevadas cifras de muerte en todo el mundo por el combate al narcotráfico, los cuestionables resultados y su alto costo motivaron al ex secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan a unirse a un creciente número de ex líderes mundiales que consideran la guerra contra las drogas es un fracaso, por lo que llaman a legalizar la mariguana.

Presidentes como Juan Manuel Santos, de Colombia, y Otto Pérez Molina, de Guatemala, han exhortado a la descriminalización de las drogas, e incluso la Organización de los Estados Americanos (OEA) promueve abiertamente adoptar nuevas posturas ante este tema.

El secretario general de la OEA, José Miguel Inzulza, visitó personalmente a Mujica y alabó la iniciativa antes de que fuera sometida a votación en la Cámara.

Mujica, que asegura que nunca ha consumido mariguana, dijo que regularla resulta necesario porque muchas personas la consumen, poniéndose ellas mismas en riesgo y al país al favorecer al crimen organizado.

Sus detractores dicen que la legalización de la mariguana sólo alentará a más personas a hacerse adictos a ella.

"Creo que aquí estamos arriesgando mucho, tengo la sensación de que estamos jugando con fuego", declaró Gerardo Amarilla, diputado del opositor Partido Nacional.

El Gobierno de Uruguay legalizaría a productores, vendedores y consumidores y reformaría un registro confidencial que actualmente impide que la gente compre más de 40 gramos de mariguana mensuales en farmacias.

La posesión, cultivo o venta de mariguana sin autorización podrían generar sentencias en prisión, y quienes conduzcan vehículos automotores bajo el influjo de la mariguana también serían castigados.

El proyecto contempla que los consumidores autorizados puedan cultivar hasta seis plantas en casa y permite la formación de clubes de autocultivo de hasta 45 socios cada uno, supervisados por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA).

Con información de La República y Agencias