El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) indicó el martes a través de un comunicado que desconoce cuántos inmigrantes serán puestos en
El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) indicó el martes a través de un comunicado que desconoce cuántos inmigrantes serán puestos en libertad bajo la nueva política. (El Paso Times)
Las autoridades del Departamento de Seguridad Nacional señalaron que se encuentran dejando en libertad a los inmigrantes recluidos en los centros de detención debido a los recortes presupuestales pendientes por parte del gobierno federal y conocidos como "secuestros".

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) indicó el martes a través de un comunicado que desconoce cuántos inmigrantes serán puestos en libertad bajo la nueva política.

Leticia Zamarripa, portavoz de ICE en El Paso, manifestó que los dos centros de detención de la región tienen capacidad para mil 639 personas.

"La capacidad para el edificio de la calle Montana es de 785 detenidos mientras que el de Otero en Chaparral, N.M. tiene cupo para 854", señaló Zamarripa.

Las autoridades del Departamento de Seguridad Nacional indicaron que el Congreso requiere que la agencia mantenga 34 mil camas, sin embargo los posibles recortes hacen que tal medida sea económicamente insostenible.

La Casa Blanca había requerido un presupuesto de 1.96 billones de dólares para las operaciones de detención de inmigrantes.

"Mientras la incertidumbre fiscal prevalece, ICE ha examinado a la población de detenidos para asegurarse que los niveles permanezcan dentro del presupuesto actual", señaló Gillian Christensen, vocera de ICE en Washington, D.C. "Durante la última semana, ICE ha analizado cientos de casos y ha puesto a estos individuos bajo métodos de supervisión menos costosos que la detención".


Advertisement

El senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, emitió de inmediato una respuesta criticando el plan de la mencionada dependencia federal de liberar a las personas cuyo proceso de inmigración se encuentra pendiente.

"No hay ninguna explicación lógica sobre por qué el recorte del 5.3 por ciento del presupuesto de ICE tenga que dar como resultado que los agentes dejen en libertad a inmigrantes indocumentados y a fugitivos detenidos en los centros federales. La última cosa que deberían hacer es poner en peligro la seguridad de la nación".

"Es muy claro que la administración está utilizando el secuestro como una excusa muy conveniente para doblegarse ante los grupos de amnistía para conferir a millones de ilegales un estatus legítimo".

Por su parte el congresista Beto O Rourke señaló que ha hecho todo lo posible para evitar los drásticos recortes ya que las consecuencias van a ser funestas para El Paso.

Según el Foro Nacional de Inmigración, al gobierno le cuesta aproximadamente 164 dólares diarios mantener detenido a un inmigrante indocumentado mientras que con la libertad condicionada el costo oscilaría entre 30 centavos y 14 dólares al día.

El día de hoy, O Rourke y otros líderes comunitarios de El Paso realizarán una conferencia de prensa en Washington, D.C. para manifestarse en contra de condicionar la reforma migratoria a la seguridad en la frontera.

"Es importante que El Paso ofrezca su perspectiva sobre este tema tan importante. Puedo decir que un ejemplo de frontera protegida es El Paso ya que está considerada como la ciudad más segura de la nación".

Durante la audiencia celebrada hoy, O Rourke señaló ante los presentes que la suerte de casi doce millones de indocumentados, de millones de dólares provenientes del comercio con México así como el futuro de El Paso dependen de la definición de frontera segura.

Estadísticas recopiladas por el FBI muestran que los índices de criminalidad son más bajos en las ciudades fronterizas que en las comunidades del interior del país.

O Rourke añadió que lo que está dañando a la economía de El Paso son los prolongados tiempos de espera en los cruces internacionales.

Diana Washington Valdez puede ser contactada en dvaldez@elpasotimes.com