Los recortes federales obligatorios que darán inicio el primero de marzo tendrán efectos devastadores en la frontera incluyendo prolongados tiempos de espera en los puentes, poner en riesgo la seguridad de la frontera y la disminución del comercio, como lo informaron autoridades locales y nacionales.

El Departamento de Seguridad Nacional ordenará licencias por hasta dos semanas para todos los empleados si el Congreso de los Estados Unidos no resuelve la crisis presupuestal y el recorte de gastos entra en vigor la próxima semana. Esto tendrá un resultado desastroso para El Paso.

Algunas de las más grandes dependencias generadoras de empleos como el Buró de Aduanas y Protección Fronteriza así como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos también experimentarán un recorte de personal.

Los congresistas Beto O Rourke y Pete Gallego señalaron que el impacto lo sentirán miles de personas en la región y los recortes de gastos causarán severos daños económicos, prolongados tiempos de espera en los puentes internacionales y pérdida de ingresos por parte de los negocios que se benefician de los visitantes.

"Será un completo desastre. Miles de trabajadores en El Paso se verán afectados por la adversidad y otros miles tendrán que esperar aún más para cruzar la frontera diariamente. Eso nos afectará en términos de comercio, impuestos e ingresos por parte de varios negocios que se realizan en El Paso", indicó O´Rourke.


Advertisement

Por su parte Pete Gallego, quien representa cerca de 800 millas de la frontera entre Texas y México incluyendo partes del Valle Bajo, señaló que por cada dólar que se le paga a un empleado del gobierno, éste circula cinco veces a través de la economía local.

"Será bastante devastador. El otro día me encontraba en el puente internacional de Del Río y me dijeron que se perdería el 33 por ciento del personal. Creo que debemos recordar que no se trata sólo de números sino de personas".

Tanto Gallego como O´Rourke han hecho de los tiempos de espera en los puentes una prioridad.

O´Rourke manifestó que los recortes de personal causarán la pérdida de dos mil 500 empleados.

Un reporte de la Gran Cámara de Comercio de El Paso señala que 75 billones de dólares provenientes del comercio ingresaron por los puentes de El Paso durante el 2012, lo que lo convierte en el segundo puerto de entrada más concurrido de la nación. Aproximadamente cien mil empleos en El Paso están relacionados con el comercio internacional que se desarrolla en los puentes según un estudio llevado a cabo por el Banco de Reservas Federales en Dallas.

Otro estudio por parte del Departamento Administrativo del Comercio Internacional encontró que los tiempos de espera en los cinco puentes más congestionados de la frontera sur, incluyendo El Paso, resulta en una pérdida económica de 116 millones de dólares por cada minuto de retraso. El Buró de Aduanas y Protección Fronteriza espera realizar recortes por aproximadamente 754 millones de dólares según una carta enviada al Concilio Nacional de la Patrulla Fronteriza. Las licencias afectarán desde los directivos hasta los agentes mientras que otros recortes reducirán los viajes, las contrataciones, los entrenamientos y otras medidas.

La Oficina de la Patrulla Fronteriza perderá el quince por ciento de su fuerza laboral lo que equivale a cinco mil agentes, según mencionó O´Rourke.

"Con los recortes presupuestales, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas se verá obligado a reducir las operaciones de detención lo que afectará la seguridad pública y no estará en condiciones de mantener las 34 mil detenciones requeridas por el Congreso", señaló Janet Napolitano, Secretaria de Seguridad Nacional.

O Rourke y Gallego estuvieron en desacuerdo con el aplazamiento de los miembros del Congreso la semana pasada señalando que ahora se encuentran de regreso en sus distritos hablando sobre los efectos de los recortes en vez de tratar de resolverlos.

Ellos se volverán a reunir el lunes.

"Necesitamos responsabilidad fiscal ya que estos recortes son arbitrarios y no toman en cuenta las repercusiones. En El Paso las consecuencias serán devastadoras", añadió O Rourke.

Evan Mohl puede ser contactada en emohl@elpasotimes.com