Los miembros de la mesa directiva del Distrito Escolar Independiente de El Paso cambiaron varias de las políticas de las que los administradores hicieron mal uso durante el esquema de fraude masivo.

El consejo escolar eliminó el martes el requerimiento tocante a que los estudiantes cuenten con al menos medio crédito para la clase de Álgebra 1 con el fin de poder pasar al décimo grado.

"Algunos de los estudiantes con un pobre desempeño eran retenidos en el noveno grado a causa del crédito de álgebra y posteriormente no era necesario que tomaran el examen de décimo grado", señaló Gary Brooks quien temporalmente trabaja en la oficina del superintendente interino.

El esquema de fraude llevado a cabo por el ex superintendente Lorenzo García y otros administradores consistía en retener inapropiadamente a los estudiantes en el noveno grado, para después pasarlos al onceavo grado con el fin de evitar que éstos tomaran los exámenes estandarizados que se utilizan en las evaluaciones federales.

Brooks indicó que el distrito determinará cuáles fueron los alumnos que permanecieron en el noveno grado a causa de dicho requisito y los colocará en el grado apropiado.

Un poco más de 500 estudiantes, de los cuales más de la mitad son de noveno grado, no cuentan con al menos medio crédito para Álgebra 1.

La mesa directiva también redujo las maneras en que los alumnos pueden recibir instrucción acelerada y la recuperación de créditos.


Advertisement

Una política actualizada limita la instrucción acelerada a programas diarios, semanales o anuales con el fin de acatar el Código Educativo de Texas. Asimismo reduce las opciones para recuperar créditos a través de un examen en universidades calificadas, para volver a tomar un curso durante un semestre regular o escuela de verano así como para matricularse en clases computarizadas o a distancia.

"Esto ayudará a corregir algunos de los abusos como consecuencia de la libre interpretación de la política anterior la cual permitía la colocación de los estudiantes en diferentes grados y en donde los procedimientos variaban de una escuela a otra", manifestó David Dodge integrante de la mesa directiva.

El verano pasado, El Paso Times reportó que algunos administradores habían implementado programas de recuperación de créditos, tales como mini semestres, con el fin de permitir que los alumnos que habían sido retenidos se pusieran al corriente.

Esta medida ayudó al distrito a cumplir con los requisitos para graduarse.

Brooks añadió que ya no se permitirá la creación de mini semestres.

El ex director de Jefferson High School, Steven Lane, manifestó que a través de éstos se les otorgaba a los alumnos crédito por no hacer nada o por pasar dos horas platicando con los maestros.

Dodge también discutió el martes sobre las razones para pagarle otros 200 mil dólares a la empresa de contabilidad pública Weaver la cual se encuentra realizando la investigación sobre el fraude.

Hace tres semanas antes de votar a favor de pagarle más dinero a ésta, Dodge manifestó que le deberían haber notificado que algunos empleados de dicha empresa, quienes reciben un salario alto, le habían cobrado al distrito por aproximadamente el cuádruple de horas de lo que la compañía había estimado inicialmente.

Dodge manifestó que cuando votó a favor de gastar dicha cantidad adicional, lo hizo creyendo que la compañía lo había solicitado para poder expandir la investigación hacia las preparatorias Coronado, Franklin y Chapin.

El distrito ya le ha pagado a dicha empresa alrededor de 587 mil dólares.

Hayley Kappes puede ser contactada en hkappes@elpasotimes.com