La cantidad de partículas microscópicas pero bastante perjudiciales que se encuentran en las emisiones de diésel tienden a aumentar el doble en el Puente
La cantidad de partículas microscópicas pero bastante perjudiciales que se encuentran en las emisiones de diésel tienden a aumentar el doble en el Puente de las Américas durante las horas pico, según reveló un estudio realizado por expertos de la Universidad de Texas en El Paso. (El Paso Times)
La cantidad de partículas microscópicas pero bastante perjudiciales que se encuentran en las emisiones de diésel tienden a aumentar el doble en el Puente de las Américas durante las horas pico, según reveló un estudio realizado por expertos de la Universidad de Texas en El Paso.

El reconocido Diario de Ciencias sobre Exposición y Epidemiología del Medio Ambiente publicó en enero el estudio de UTEP titulado "Niveles de partículas ultra finas en un puerto de entrada internacional entre Estados Unidos y México: Implicación de la exposición para los usuarios, trabajadores y vecinos".

"Normalmente nuestros pulmones actúan como filtros para las partículas que se encuentran en el aire sin embargo éstas logran penetrar profundamente en los mismos", señaló Héctor Olvera, catedrático asistente e investigador de UTEP quien realizó el estudio. "Las partículas son tan diminutas que pueden llegar a nuestro torrente sanguíneo. Otros estudios han demostrado que cuando esto ocurre, éstas terminan alojándose en nuestro cerebro, hígado, médula ósea y pulmón".

Las emisiones pueden ser aún más dañinas para los agentes fronterizos que trabajan alrededor del puente, para los trabajadores en ambos lados de la frontera, para las personas que viven en las cercanías y para los estudiantes que acuden a escuelas aledañas. Olvera agregó que los niveles de emisiones más elevados se pueden encontrar en el Parque Nacional del Chamizal y en Bowie High School.

El portavoz del Buró de Aduanas y Protección Fronteriza, Roger Maier, señaló que la salud y seguridad de los agentes es sumamente importante. Un oficial de dicha agencia en El Paso leyó el abstracto e indicó que "ninguno de los estudios que han sido realizados en los puertos del área sobre la exposición al monóxido de carbono han documentado una exposición más elevada a 50 partes por un millón en base a un lapso de ocho horas para los empleados que portan un monitor personal. Para poder obtener información sobre la exposición, se necesitarían llevarse a cabo exámenes personales similares para el contaminante que se discute en el abstracto".

Reneé de Santos, vocera del Distrito Escolar Independiente de El Paso, indicó que ninguna persona de UTEP había notificado al distrito sobre los resultados del mencionado estudio.

"Obviamente nos inquieta demasiado las implicaciones que el estudio del Dr. Olvera señala. La seguridad y bienestar de nuestros alumnos y personal es nuestra prioridad".

El año pasado, la Organización Mundial de Salud estableció que las emisiones de diésel son altamente contaminantes y causantes de cáncer.

"Las emisiones de diésel contienen partículas ultra finas y eso forma parte de la razón por la cual la comunidad científica las considera muy dañinas".

Ni la Agencia de Protección del Medio Ambiente ni la Comisión de Calidad del Medio Ambiente de Texas han establecido el límite de lo que representa los niveles de seguridad de partículas ultra finas. Los países en Europa y Australia se encuentran a la vanguardia para establecer niveles estándares de salud para dichas partículas.

"Sabemos de antemano que las personas más afectadas son los agentes de aduanas en ambos lados del puente internacional, los usuarios, vendedores callejeros, vecinos y estudiantes que se encuentran cerca de la fuente de contaminación", indicó Olvera.

Como respuesta al resultado del estudio, el congresista Robert Beto O Rourke manifestó: "Cuando mantenemos a las personas en la línea durante horas, eso afecta nuestra economía, es perjudicial para la competitividad de nuestra región y además resulta inhumano para la gente implicada como los usuarios de los puentes, los agentes y las personas que viven en las zonas aledañas".

"Utilizaré mi posición en el Congreso y en el Comité para la Seguridad Nacional con el fin de presionar para obtener los recursos para cruzar ágilmente a los peatones, conductores y comercio en nuestros puentes".

Olvera, de 37 años, oriundo de Juárez e investigador del Centro de Recursos Administrativos para el Medio Ambiente y del Centro de Investigación de la Disparidad de Salud Hispana, manifestó que empezó a investigar sobre la polución en los puentes cuando cruzaba el puente a diario para poder asistir a UTEP. "Para mí que soy ingeniero ambientalista, la preocupación era obvia. Quería saber que tan dañina puede ser la contaminación en el puente internacional".

Olvera y un equipo de investigadores realizaron el estudio en el Puente de las Américas durante todo el 2009. Éstos instalaron un medidor de partículas en una estación de la compañía El Paso Water Utilities, entre el Parque Chamizal y el mencionado puente, para registrar las mediciones diarias. Esto se llevó a cabo durante dos semanas para cada una de las cuatro estaciones del año.

Durante ese año, 4.7 millones de vehículos cruzaron el mencionado puerto de entrada, de los cuales el 7.3 por ciento eran vehículos comerciales. Los resultados demostraron que las concentraciones de partículas se elevaban al doble durante las horas pico y permanecían por encima de los niveles normales el resto del tiempo.

"El estudio sugiere que los niveles más elevados de dichas partículas se presentan dentro de una distancia de 400 metros del mencionado puente la cual incluye al Parque Chamizal y a la Preparatoria Bowie. Las mediciones se llevaron a cabo del lado estadounidense sin embargo los resultados son relevantes en cualquier lado del mismo".

Las recomendaciones de Olvera fueron las siguientes: "Para evitar una sobreexposición, procure cruzar el puente muy temprano en la mañana o por la noche".

También recomendó llevar las ventanas del vehículo cerradas y el aire acondicionado prendido así como cruzar los domingos cuando los vehículos comerciales no tienen ninguna actividad.

El Buró de Aduanas y Protección Fronteriza sugiere evitar utilizar el puente durante las horas pico y tratar de registrarse en cualquiera de los programas que agilizan los tiempos de espera.

Además de Olvera, los demás integrantes del equipo de investigación incluyen a los ex estudiantes de UTEP Verónica Guerrero y Mario López, el catedrático de Ingeniería Civil de UTEP Wen-Whai Li así como Humberto García catedrático de Ingeniería Ambientalista del Instituto Tecnológico de Monterrey.

Olvera continúa analizando la concentración de las partículas ultra finas en las autopistas U.S. 54 e Interestatal 10.

"A UTEP le interesa mucho este tema, y esperamos que la investigación que estamos realizando conduzca a resolver todas las dudas que tenemos sobre las partículas ultra finas".

Diana Washington Valdez puede ser contactada en dvaldez@elpasotimes.com