El Grupo MountainStar Sports así como las compañías constructoras a las que recientemente se les otorgó un contrato multimillonario para la construcción del estadio de beisbol realizaron cuantiosas donaciones para el comité de acción política que apoyó el asunto de los bonos durante las elecciones de noviembre y la propuesta para aumentar el impuesto hotelero con el fin de financiar el mencionado recinto.

El comité de acción política El Paso Tomorrow reportó contribuciones por 211 mil 050 dólares desde el 26 de octubre hasta el 11 de enero a través del reporte financiero de su campaña presentado a la secretaria de acuerdos el 15 de enero.

El comite apoyó el estadio y las dos propuestas para el bono por 473 millones de dólares el cual fue aprobado abrumadoramente por los votantes el 6 de noviembre.

MountainStar donó 115 mil dólares el primero de noviembre, según el reporte. El cual también señala que diez mil dólares fueron regresados el 19 de diciembre.

Leonard "Tripper" Goodman, presidente del comité, indicó que los integrantes de MountainStar generalmente realizan contribuciones a la ciudad y que él no consideró que el donativo de éstos para el mencionado comité fuera diferente. Los diez mil dólares se les regresaron al grupo después de que las cuentas del comité fueron saldadas y ya no se necesitó tal cantidad.

"Fue fácil tomar esa decisión considerando el monto de su contribución", agregó Goodman.

Paul Foster, presidente ejecutivo de la empresa Western Refinery y miembro del grupo MountainStar, donó diez mil dólares durante el último período del reporte el cual concluyó en el mes de octubre. El comité político El Paso Tomorrow reportó contribuciones por 192 mil 400 dólares durante el período comprendido entre el 16 de julio y el 6 de octubre.

Sal Gómez, de la Coalición para un Gobierno Receptivo, insinuó que las compañías a las que se les otorgó el contrato multimillonario donaron tal cantidad esperando obtener algo a cambio.

La mencionada coalición se encuentra entre los varios grupos que han interpuesto demandas en contra de la demolición del edificio del City Hall para dar paso al estadio de beisbol.

"Cuando das esta clase de donativos no lo haces sin esperar nada a cambio. Yo no confío en ellos. Alguien tiene que investigar para saber en qué se gasta ese dinero. Todo gira alrededor de intereses personales".

Josh Hunt, integrante y portavoz de MountainStar, señaló que los donativos se hicieron con el fin de ayudar a la ciudad a salir adelante y añadió que el grupo no deseaba que el controversial asunto del estadio y el del impuesto hotelero afectaran las propuestas de los bonos de calidad de vida.

"Nuestro grupo deseaba contribuir con el éxito de esta importante elección".

El dos de noviembre, la compañía de El Paso, C.F. Jordan Construction, donó diez mil dólares mientras que el Grupo Hunt Construction de Arizona donó cinco mil dólares. Éste no está relacionado con la familia Hunt de El Paso la cual forma parte del Grupo MountainStar.

A ambas empresas, las cuales se asociaron para competir por la construcción del estadio, se les otorgó un contrato de 40 millones de dólares por parte del Cabildo de la Ciudad el 8 de enero para fungir como directoras del proyecto de construcción.

"El comité no tuvo ninguna participación en eso. Nosotros los abordamos como lo hacemos con varios empresarios de la ciudad y la mayoría realiza donativos".

La compañía Helen of Troy de El Paso, aportó 25 mil dólares el primero de enero.

El fundador y director de dicha empresa, Gerald Rubin, es conocido por las contribuciones que realiza a la comunidad incluyendo a la Universidad de Texas en El Paso.

Por otra parte el comité opositor, No Bonds for Billionaires, registró donativos por dos mil 770 dólares en su reporte de enero. Éste se opone a las tres propuestas señalando que la Ciudad no había planeado apropiadamente el asunto de los bonos o el del estadio y externó su inquietud sobre el impacto de dichos proyectos en los impuestos.

Cindy Ramirez puede ser contactada en cramirez@elpasotimes.com