Un hombre murió el miércoles por la tarde a consecuencia de los disparos que recibió por parte de oficiales del alguacil en lo que las autoridades
Un hombre murió el miércoles por la tarde a consecuencia de los disparos que recibió por parte de oficiales del alguacil en lo que las autoridades consideran fue un acto justificado mientras que los familiares de la víctima consideran que se pudo haber evitado. (El Paso Times)
Un hombre murió el miércoles por la tarde a consecuencia de los disparos que recibió por parte de oficiales del alguacil en lo que las autoridades consideran fue un acto justificado mientras que los familiares de la víctima consideran que se pudo haber evitado.

La balacera ocurrió alrededor de las 2 p.m. en el estacionamiento de un complejo de departamentos en el oeste de la ciudad mientras los miembros de la fuerza especial para atrapar fugitivos del Departamento del Alguacil ejecutaban una orden de arresto.

Las autoridades así como los familiares identificaron al sujeto como Juan Carlos Olivas, de 30 años, originario de Nuevo Mexico.

"Él contaba con una orden de arresto", señaló Jesús Tinoco suegro de la víctima. "No había ninguna razón para que le dispararan. Es algo muy difícil de creer".

El alguacil Robert Almonte del Distrito del Oeste de Texas, señaló que la Fuerza Especial Lone Star para localizar fugitivos recibió una alerta de que un prófugo de la justicia se encontraba en dichos departamentos.

Almonte indicó que cuando los oficiales intentaban arrestar al individuo, éste presuntamente dirigió su vehículo hacia ellos en un intento para arrollarlos obligando a dos de los oficiales a abrir fuego para protegerse. El hombre falleció en el lugar de los hechos.

Las autoridades no especificaron cuántos disparos recibió Olivas ni el tipo de arma que utilizaron.

Almonte añadió que Olivas estaba siendo buscado en Las Cruces por el delito de asalto y por no comparecer en corte por el uso ilegal de una tarjeta de crédito. En El Paso, el ahora occiso era perseguido por este mismo delito y por robo de un vehículo.

El portavoz del FBI, el agente especial Michael Martínez, señaló que el FBI es la agencia que llevaba a cabo la investigación por asalto de un agente federal.

Mientras tanto la esposa de Olivas, Crystal Olivas, dijo al canal 14 de televisión (KFOX) que tanto ella como su pequeña hija de dos años se disponían a subirse a la troca junto con su esposo cuando un vehículo llegó apresuradamente.

"Los agentes no le dijeron nada a mi esposo sólo le dispararon. Nos abordaron y lo llamaron por su nombre para después empezar a dispararle", señaló Crystal Olivas.

La mujer agregó que los agentes le dispararon en repetidas ocasiones. "Él se fue en el vehículo y le siguieron disparando a través del parabrisas".

"Quisiera saber por qué hicieron eso enfrente de mi hija. A ellos no les importó y ni siquiera han hablado conmigo. Dieron su propia versión de los hechos y esa va a ser la correcta".

Después de lo ocurrido, una sábana blanca cubría la ventana del conductor de una troca de color rojo con un camper en una sección de los apartamentos Casa Barranca la cual fue acordonada con una cinta roja. Dichos departamentos se localizan en la calle South Resler Drive muy cerca de la calle Mesa.

En el lugar de los hechos se encontraban oficiales del alguacil, agentes de la policía de El Paso, detectives del Sheriff así como agentes del FBI.

La suegra de Olivas, Josefina Tinoco y originaria de Vado, manifestó que su yerno tenía sus problemas pero que era un buen esposo y padre. Olivas no tenía un empleo fijo.

"La policía sólo tomó en cuenta su lado malo. Mi hija me llamó después de lo sucedido. Estaba histérica y les gritaba a los agentes que no era justo lo que habían hecho. No había razón para que lo mataran".

Daniel Borunda puede ser contactado en dborunda@elpasotimes.com

Adriana M. Chávez puede ser contactada en achavez@elpasotimes.com