Una ordenanza aprobada por el Cabildo de la Ciudad el otoño pasado podría ser modificada para que defina más claramente el término  pedir agresivamente
Una ordenanza aprobada por el Cabildo de la Ciudad el otoño pasado podría ser modificada para que defina más claramente el término pedir agresivamente así como eliminar los parquímetros de las áreas en donde las personas tienen prohibido pedir dinero. (El Paso Times)
Una ordenanza aprobada por el Cabildo de la Ciudad el otoño pasado podría ser modificada para que defina más claramente el término "pedir agresivamente" así como eliminar los parquímetros de las áreas en donde las personas tienen prohibido pedir dinero.

Dicha ordenanza, ya corregida, será presentada este martes en la sesión del cabildo aunque no se espera ninguna acción hasta la reunión del 5 de febrero en donde el público podrá proporcionar sus puntos de vista al respecto.

El administrador suplente de la ciudad, David Almonte, señaló que el mencionado decreto fue creado para la seguridad de las personas que recaudan dinero en ciertas calles de la ciudad a favor de equipos deportivos así como de los clientes de algunos establecimientos a quienes se les piden donativos.

"Nosotros nunca hemos tenido la intención de enfocarnos en alguna zona o en algún grupo en específico. Lo que buscamos es abordar el tema de la seguridad".

Dicha ordenanza fue el blanco de críticas por parte de los que consideran que ésta estaba injustamente dirigida hacia los indigentes que solicitan dinero en el área del Centro de El Paso.

La ley establece que una persona incurre en un delito si solicita dinero de manera agresiva en lugares públicos o a quince metros de un cajero automático, de la entrada de un banco, de un restaurante, de los parquímetros, de las paradas de autobuses, de las escuelas así como de los camellones. Asimismo intenta evitar que los solicitantes tengan contacto físico, persigan, bloqueen, insulten o intimiden a las personas en lugares públicos.

Los miembros del cabildo aprobaron el estatuto en octubre con una votación de 5 a 2 en donde las regidoras Susie Byrd y Emma Acosta votaron en contra. Ambas expresaron su preocupación ya que consideraron que afectaría a los indigentes y que además resultaría ineficiente y costosa. Byrd señaló el lunes creer que la ordenanza no es un asunto de seguridad pública sino de comodidad pública.

"No sé si podemos o debemos regular eso ya que nos incomoda cuando alguien que se nos aproxima parece una persona sin hogar o sin recursos".

Carl Starr, ex activista de la Unión de Libertades Civiles Americanas, entabló una demanda en contra de la Ciudad y de los miembros del cabildo alegando que dicho mandato era inconstitucional.

Starr indicó que la mencionada ordenanza estaba dirigida hacia los indigentes que deambulan por el Centro e incluía a una gran parte de las aceras de esta zona las cuales se encuentran protegidas por la constitución por considerarse áreas para ejercer la libertad de expresión.

El activista agregó que le alegraba ver que habían eliminado a los parquímetros de ésta y señaló desconocer si sus abogados pedirían otros cambios específicos.

Almonte indicó que los representantes legales revisaron el decreto y estuvieron de acuerdo en eliminar la palabra parquímetro. Sin embargo, el nuevo borrador sí especifica que está prohibido solicitar dinero a quince metros de distancia de los estacionamientos públicos o de otros lugares donde se cobra para poder estacionarse.

"Estamos tratando de proteger a las personas para que éstas no corran ningún riesgo cuando alguien les solicite dinero", añadió Almonte.

El nuevo reglamento también prohíbe que los conductores hagan donaciones o compren artículos por parte de las personas que se encuentren en la calle o de un niño menor de doce años que se encuentre en las aceras o camellones.

Los propietarios de negocios tendrán la opción de prohibir que dentro de sus establecimientos se solicite dinero y podrán colocar un anuncio con este fin.

Cindy Ramirez puede ser contactada en cramirez@elpasotimes.com