El ejército eliminará la prohibición respecto a que las mujeres participen en el terreno de combate, situación que los soldados locales apoyan y que, según
El ejército eliminará la prohibición respecto a que las mujeres participen en el terreno de combate, situación que los soldados locales apoyan y que, según éstos, estaba destinado a suceder. (Associated Press)
El ejército eliminará la prohibición respecto a que las mujeres participen en el terreno de combate, situación que los soldados locales apoyan y que, según éstos, estaba destinado a suceder.

Autoridades del Departamento de Defensa señalaron que al tomar esta iniciativa se abrirán miles de posiciones en la línea de combate a mujeres quienes han servido en las fuerzas armadas durante años, según informó la Prensa Asociada.

Esta innovadora medida, recomendada por el Estado Mayor Conjunto, anula un reglamento de 1994 el cual prohibía que se asignaran mujeres a pequeñas unidades terrestres de combate. El Secretario de Defensa, Leon Panetta, le ha dado de plazo a los servicios militares hasta enero del 2016 para que presenten excepciones especiales si éstos creen que hay posiciones que deben permanecer cerradas para las féminas.

"No me sorprende ya que esto se había estado comentando desde hacía tiempo", indicó el miércoles la Especialista Sarah Grossman, quien se desempeña como médico en Fort Bliss. "Lo que realmente me sorprende es que se hayan tardado tanto en tomar la decisión".

Algunas plazas se abrirán durante este año, mientras que otras dentro de las fuerzas de operación especiales tales como los equipos de Mar, Aire y Tierra de la Armada de los Estados Unidos (Navy SEALS) así como la Fuerza Delta del Ejército podrían tomar más tiempo.

Autoridades de Fort Bliss han señalado que no ha habido ningún anuncio oficial al respecto por lo que no pueden comentar sobre este cambio de política.

La decisión de Panetta complementa la acción de hace casi un año cuando el Pentágono abrió cerca de 14 mil 500 posiciones de combate para las mujeres, la mayoría de éstas en el ejército. Esta determinación podría dar paso a más de 230 mil empleos para las féminas tanto en las unidades de infantería del Ejército como de la Marina.

Recientemente, las mujeres ocupaban cargos tales como médicos, policías militarizados y agentes de inteligencia que estaban relacionados con unidades dentro de la línea de combate.

Las mujeres constituyen el catorce por ciento de los1.4 millones de empleados activos en el ejército.

Actualmente en Fort Bliss hay 80 mil puestos de combate de los cuales 8 mil 200 no están disponibles para las féminas.

A pesar de que el cambio no se ha hecho oficial, algunas mujeres soldados de Fort Bliss se encontraban complacidas con la noticia. Grossman indicó que como todos los soldados, ella está dispuesta a desempeñar cualquier función que realice un hombre.

"Sin importar si eres hombre o mujer, si tienes que realizar un trabajo lo tienes que hacer lo mejor posible. Esto se llevará tiempo, espero que en diez años tal prohibición sea cosa del pasado".

La Capitana Megan Jantos, comandante del Destacamento de Asuntos Públicos no. 12, señaló que esta medida representa otro paso hacia la evolución de la milicia.

"Es un paso hacia una dirección positiva que permitirá que el ejército haga uso de uno de sus mayores recursos: las mujeres", indicó Janos quien actualmente se encuentra desplegada en Kuwait.

"Cuando fui comisionada como oficial del ejército, juré apoyar y defender a los Estados Unidos. Si eso significa ir a combate, lo hubiera hecho. Si me hubieran dado la oportunidad, hubiera intentado desempeñarme como oficial de infantería".

La militar de 28 años y que regresará a casa el próximo lunes, agregó que cuando se unió al ejército, primero fungió como un agente de la policía militarizada, "ya que esa era la posición más cerca al combate que podía estar como mujer".

Por su parte la ex Capitana Eileen Williams, quien actualmente se desempeña como instructora de JROTC en Hanks High School y quien se enlistó en el ejército en 1975, señaló que las mujeres han demostrado tener la suficiente fuerza como para servir en la línea de combate.

"Vean cuantas mujeres ya han perdido sus vidas o sus extremidades en el campo de batalla".

"No les den ningún descanso, en cuanto a entrenamiento o evaluaciones, pero si ellas lo pueden hacer entonces deben permitirles estar en la línea de combate".

El ex general de brigada, Richard A. Behrenhausen, indicó que el ejército se llevará un tiempo analizando las políticas pero confía en que esta transición sí dará resultado.

"Esencialmente las mujeres han participado durante años en la línea de combate como pilotos de helicópteros, ingenieras y otras posiciones".

Hace aproximadamente 20 años, uno de los colegas de Behrenhausen predijo que a las mujeres se les permitiría estar al frente de batalla por lo que éste espera que eso suceda muy pronto.

"Es algo que se ve venir. El ejército es simplemente un espejo de la sociedad".

Aaron Bracamontes puede ser contactado en abracamontes@elpasotimes.com

La Prensa Asociada y la editora de El Paso Times Paula Díaz contribuyeron con esta nota.