El jurado deliberó durante dos horas esta tarde antes de declarar culpable de homicidio a una mujer de 33 años por haber golpeado fatalmente a su ahijada
El jurado deliberó durante dos horas esta tarde antes de declarar culpable de homicidio a una mujer de 33 años por haber golpeado fatalmente a su ahijada durante el 2008. El jurado podría empezar a deliberar este jueves sobre el tiempo que pasará Shawntrell Dawkins en prisión por haber cometido el mencionado crimen. (El Paso Times)
Shawntrell Dawkins, la mujer acusada de asesinar a golpes a su pequeña ahijada, fue sentenciada este jueves a pasar 33 años en prisión.

El jurado deliberó por aproximadamente tres horas el jueves antes de dictar sentencia, mientras que sólo les tomó dos horas el miércoles para encontrarla culpable del homicidio de Milayna Harris, de dos años, ocurrido en abril del 2008.

Dawkins, de 33 años, no mostró ninguna emoción después de que se dictó su sentencia igual que sucedió cuando el juez de la Corte Distrital no. 409, Sam Medrano Jr. anunció su culpabilidad. La mujer podría haber enfrentado una condena de entre cinco a 99 años en prisión.

Al momento de la muerte de la menor, Dawkins y su esposo, el ex sargento del ejército Nakia Jonathan Dawkins, se encontraban a cargo de la pequeña y de su hermano de cuatro años.

Sus padres, Sherre y Earl Harris, habían dejado a los menores al cuidado de la mencionada pareja ya que ambos, quienes también eran soldados, habían sido enviados al extranjero.

Después de que Medrano sentenció formalmente a Shawntrell Dawkins, los abogados defensores Stuart Leeds y Víctor Parra calificaron la sentencia como una enorme victoria ya que los fiscales habían pedido al jurado que acusaran a ésta de homicidio capital, delito por el que automáticamente hubiera pasado el resto de su vida en prisión.

"Le pedimos al jurado que fuera razonable y así fue. Nuestra clienta podrá ver de nuevo la luz del día", indicó Leeds.

La fiscal asistente Pelly Hamilton señaló, después de escuchar el veredicto, que ella y Sherre Harris se encontraban conformes con la decisión del jurado.

"Es obvio que ellos se tomaron el tiempo y analizaron todos los aspectos. Cuando doce personas se ponen de acuerdo en algo, es porque trabajaron arduamente".

Leeds señaló que a la inculpada se le acreditarán los cinco años que pasó en la Cárcel del Condado de El Paso aguardando su juicio y que podría ser elegible para obtener libertad condicional después de cumplir con al menos la tercera parte de su condena.

Sherre Harris inicialmente dijo a los fiscales que haría una declaración al finalizar el juicio, sin embargo a última hora cambió de parecer. La mujer salió de prisa de la corte y no ofreció ningún comentario a los reporteros que ahí se encontraban.

El jueves por la mañana antes de que el jurado empezara a deliberar sobre la sentencia, Harris testificó que su hijo, actualmente de nueve años de edad, sufre de Síndrome de Estrés Postraumático. El menor también fue víctima de abuso por parte de Shawntrell y Nakia Dawkins. La noche en que murió su hermanita, los agentes descubrieron varios golpes y moretones en el cuerpo del niño incluyendo una marca de color rojo oscuro en la espalda del menor.

"Él llora y tiene pesadillas. Extraña mucho a su hermana", manifestó Sheree Harris en el estrado.

Harris señaló que tanto ella como su hijo reciben ayuda sicológica y que el menor toma medicamentos para su padecimiento.

Durante el juicio de Shawntrell Dawkins, el jurado escuchó el testimonio de que Milayna había muerto después de haber recibido por lo menos diez golpes en la cabeza. La menor también presentaba varios moretones y verdugones que cubrían el 40 por ciento de su cuerpo.

"La pérdida de Milayna cambió mi mundo. Perdí algo que jamás podré recuperar. Ahora tengo que visitarla en la tumba", señaló la madre de la víctima antes de romper en llanto.

"Era sólo una bebé. Era una hermosa niñita".

En el 2010, un jurado encontró culpable a Nakia Dawkins por lesiones contra un menor, sin embargo no dictaminaron ninguna sentencia para éste. La fecha para un nuevo juicio se encuentra aún pendiente en la Corte Distrital no. 41 ante la juez Anna Pérez. Hamilton señaló que espera que éste se programe a la brevedad.

Adriana M. Chávez puede ser contactada en achavez@elpasotimes.com