Más de 120 casos de intoxicación por monóxido de carbono han sido reportados en Ciudad Juárez y El Paso desde noviembre, de acuerdo con autoridades de ambos lados de la frontera.

La mayoría de los casos han ocurrido en Juárez, donde se han registrado dos muertes a causa de inhalación del gas y otro por hipotermia en el mismo periodo, agregaron.

La Dirección de Ecología y Protección Civil reporta 89 incidentes de intoxicación por monóxido de carbono entre el 1 de noviembre del 2012 al 15 de enero del 2013.

La cifra representa un incremento del 48 por ciento, comparado con 60 casos que fueron reportados durante la temporada invernal del año pasado, según estadísticas de la dependencia municipal.

La mayoría de los casos de este invierno en Juárez han ocurrido en enero, cuando el clima de la región trajo temperaturas congelantes y nieve los primeros días del mes. Para el martes ya se habían reportado 54 intoxicaciones, indican los datos.

El director de protección civil, Efrén Matamoros, dijo que la mayoría de las intoxicaciones por monóxido de carbono han ocurrido en las colonias periféricas.

"La gente sigue ignorando nuestras alertas constantes sobre los peligros del monóxido de carbono , dijo. Cada año lo hacemos y cada año seguimos teniendo intoxicados".

Matamoros dijo que las víctimas utilizaron calentones en mal estado o métodos improvisados para mitigar el frío, como el uso de anafres o estufas, en sus casas.

"Incluso, hemos tenido casos donde las personas utilizan asadores (en el interior de sus hogares) para calentarse", agregó.

También, la mayoría de las víctimas sellan las puertas y ventanas con cinta adhesiva o se quedan dormidos con los calentones encendidos.

Matamoros dijo que, hasta el momento, se han registrado dos muertes a causa de la inhalación de monóxido de carbono. En contraste, hubo 14 muertes durante la temporada invernal del año pasado, según las estadísticas.

Una de las muertes recientes fue el de una mujer de 20 años que murió el 6 de enero en la colonia 12 de Julio, al sur de Juárez. Su esposo y dos niños pequeños también se intoxicaron, pero lograron sobrevivir, de acuerdo con archivos periodísticos.

Matamoros dijo que la familia utilizó un anafre para calentar su casa.

Otra víctima reciente fue el de un hombre de 79 años que murió el 5 de diciembre cuando se quedó dormido con un calentón portátil enseguida de su cama, dijo Matamoros.

Agregó que otra víctima del frío fue un indigente perdió la vida por hipotermia la última semana de diciembre.

El frío no ha cobrado la vida de ningún residente de El Paso desde diciembre del 2010, cuando un adulto de la tercera edad murió a causa de la inhalación de monóxido de carbono, dijo el portavoz del Departamento de Bomberos de El Paso, George de la Torre.

Sin embargo, 32 casos de intoxicación por monóxido de carbono se han reportado desde noviembre, incluyendo siete en lo que va de enero, comentó.

De la Torre dijo que la mayoría de los casos son incidentes relacionados con el funcionamiento de calentones o calefacciones.

Durante el 2012, el Departamento de Bomberos de El Paso y los servicios de emergencia de la ciudad respondieron a 130 incidentes relacionados con monóxido de carbono. En el 2011 fueron 103 casos, dijo De la Torre.

Oficiales de ambos lados de la frontera dijeron que los niños y los adultos menores son los más vulnerables a la intoxicación por monóxido de carbono.

Recomendaron a los residentes de Juárez y El Paso a que se aseguren que sus calefacciones o calentones funcionen de manera apropiada y eviten dejarlos encendidos cuando duerman.

También instaron a dejar abierta una ventana, por lo menos una pulgada y utilizar un plomero autorizado para inspeccionar calentones, calefacciones, chimeneas y otros aparatos que utilicen gas en la casa.

Más aún, recomendaron utilizar detectores de monóxido de carbono.

Lorena Figueroa puede ser contactada en lfigueroa@elpasotimes.com; 548-6129