El jurado deliberó durante dos horas esta tarde antes de declarar culpable de homicidio a una mujer de 33 años por haber golpeado fatalmente a su ahijada
El jurado deliberó durante dos horas esta tarde antes de declarar culpable de homicidio a una mujer de 33 años por haber golpeado fatalmente a su ahijada durante el 2008. El jurado podría empezar a deliberar este jueves sobre el tiempo que pasará Shawntrell Dawkins en prisión por haber cometido el mencionado crimen. (El Paso Times)
El jurado deliberó durante dos horas esta tarde antes de declarar culpable de homicidio a una mujer de 33 años por haber golpeado fatalmente a su ahijada durante el 2008.

El jurado podría empezar a deliberar este jueves sobre el tiempo que pasará Shawntrell Dawkins en prisión por haber cometido el mencionado crimen. Dawkins fue acusada de asesinar a Milayna Harris el 7 de abril del 2008. La mujer acusada ahora podría enfrentar una sentencia de entre cinco a 99 años en prisión.

El esposo de Dawkins, Nakia Dawkins, quien en ese tiempo se desempeñaba como sargento del ejército destacamentado en Fort Bliss, fue acusado en el 2010 por lesiones contra un menor sin embargo durante su juicio no se llegó a ningún acuerdo sobre su sentencia.

Shawntrell Dawkins, quien ha permanecido presa desde su arresto, no mostró ninguna emoción al momento que el juez del distrito Sam Medrano Jr. leyó el veredicto del jurado. A la acusada se le acreditará el tiempo que ha permanecido en prisión aguardando su juicio.

Nakia Dawkins también se encuentra tras las rejas esperando su sentencia.

El miércoles después de que se leyó el veredicto, la madre de Milayna, Sheree Harris, sonrió brevemente y abrazó a la fiscal asistente Penny Hamilton. Para los involucrados en este caso permanecerá el secreto de sumario hasta que se le dicte sentencia a Shawntrel Dawkins.

El jurado, integrado por siete hombres y cinco mujeres, escuchó los argumentos finales en el caso de ésta poco después del mediodía.


Advertisement

El abogado defensor, Stuart Leeds, argumentó que el estado no pudo demostrar que fue su clienta quien golpeó a Milayna hasta causarle la muerte.

La autopsia reveló que la menor recibió diez golpes en la cabeza y contaba con numerosos moretones por todo el cuerpo.

Los abogados defensores también argumentaron que fue Nakia Dawkins quien empezó a abusar de Milayna cuando regresó a casa de su despliegue militar en febrero del 2008.

La pareja había estado al cuidado de Milayna y de su hermano, de cuatro años de edad, desde finales del 2007 después de que su padre, el sargento Earl Harris III, fue enviado hacia Iraq, mientras que Sheree Harris, quien también pertenecía al ejército, fue desplegada hacia Alemania.

En su declaración, la cual se grabó en video, Shawntrell Dawkins dijo a los detectives que Milayna se había caído de las escaleras del departamento, ubicado en la cuadra 7900 de la calle Viscount, el día que murió.

Después de que los miembros del jurado vieron las fotos de la autopsia de la menor, una integrante de éste rompió en llanto mientras salía de la corte durante un receso por lo que Leeds solicitó a Medrano que se anulara el juicio. El juez denegó tal petición.

"No se pongan furiosos, sólo cumplan con la ley", señaló Leeds al jurado durante sus argumentos finales. "No están aquí para hablar por Milayna sino para fungir como jurados".

El abogado defensor Víctor Parra calificó la decisión del estado, de mostrar al jurado las fotos de la autopsia, como un intento desesperado para enardecerlos.

Hamilton señaló que el jurado necesitaba ver las fotos para tener la evidencia necesaria y condenar a Shawntrell Dawkins por haber asesinado a Milayna.

"Necesitaban entender la clase de lesiones que sufrió la menor. Un homicidio no es agradable. Un homicidio capital no es agradable. Sin embargo ver a una niña sin vida es lo peor de todo".

El jueves a partir de las 8:30 a.m. se dictaminará la sentencia para Shawntrell Dawkins durante su juicio realizado en la corte distrital no. 409.

Adriana M. Chávez puede ser contactada en achavez@elpasotimes.com