EL PASO.- Los superintendentes de los tres principales distritos escolares de El Paso señalaron el lunes que los legisladores deben financiar adecuadamente la educación pública y proporcionar más flexibilidad en cuanto a los requerimientos de los exámenes para los alumnos extranjeros con el fin de que los distritos escolares del estado cumplan con las demandas de la creciente población hispana.

Los líderes de los distritos escolares de El Paso, Socorro e Ysleta presentaron su petición ante varios legisladores en Austin el día anterior al inicio de la sesión legislativa número 83.

Éstos piden un sistema más equitativo para financiar las escuelas públicas, la restauración de algunos programas y fondos que fueron recortados hace dos años, la eliminación de mandatos sin fundamentos así como un enfoque menos severo respecto al nuevo programa de exámenes estandarizados del estado.

"Necesitamos compartir los asuntos que atañen a todos los niños que viven en la frontera ya que contamos con asuntos especiales que necesitan abordarse", señaló el superintendente de Ysleta, Michael Zolkoski.

Zolkoski y sus colegas citaron la necesidad de un enfoque comprensivo hacia la educación bilingüe, la cual requiere financiamiento adicional así como aulas más pequeñas con el fin de que los aprendices del idioma inglés reciban atención individualizada. También indicaron estar trabajando junto a los legisladores en iniciativas que permitirían que los estudiantes extranjeros tomen los exámenes estandarizados pero los resultados no cuenten respecto al desempeño durante un período de tres años.


Advertisement

"Los alumnos que aprenden el idioma inglés simultáneamente tienen que aprender el contenido de cada materia", indicó el superintendente de Socorro, José Espinoza.

La visita de los líderes escolares a Austin se realizó el mismo día que el contralor estatal proyectó que los legisladores contarán con 101.4 millones de dólares a la hora de planificar el presupuesto 2014-2015. Dicha cifra incluye un excedente de ocho billones de dólares del presupuesto 2012-2013.

Defensores de la educación y algunos demócratas inmediatamente pidieron la restauración de los 5.4 billones de dólares que los legisladores recortaron de la educación pública durante la última sesión legislativa.

El gobernador Rick Perry señaló que es necesario continuar con los principios fiscales conservadores que han contribuido al éxito de Texas y lo mantendrán como un estado fuerte. Por su parte el representante estatal Joe Moody disintió con lo expresado por el gobernador.

"No creo que los miles de maestros que fueron despedidos ni la falta de recursos en los salones de clase demuestren que el conservadurismo fiscal esté funcionando. Considero que lo que demuestra es que los recortes se hicieron de manera irresponsable y el daño que causaron a nuestras escuelas y comunidades en el estado".

El senador estatal demócrata José Rodríguez, el único legislador que asistió a la presentación por parte de los superintendentes de El Paso, les manifestó que él y otros congresistas presionarán para la completa restauración de los fondos para la educación pública pero advirtió que no será fácil.

"Por supuesto que estoy a favor de la restauración de los 5.4 billones de dólares pero si esto no es posible, deseo poder decir 'este programa necesita volver a implementarse y aquí está la razón'".

El representante estatal demócrata por El Paso, Joe Pickett, señaló que el financiamiento adicional facilitará las decisiones difíciles pero dará como resultado una confrontación sobre la distribución de los recursos.

Los legisladores paseños que se reunieron con los superintendentes locales en Austin advirtieron que la principal batalla continúa siendo los exámenes, el desempeño y la presión de algunos congresistas para utilizar el dinero de los contribuyentes y ofrecer bonos a los estudiantes de escuelas públicas quienes desean continuar sus estudios en escuelas privadas.

"Esta va a ser una sesión muy complicada para el tema de la educación", indicó la representante estatal demócrata por El Paso, Naomi González.

Los superintendentes también exigieron que los legisladores permitan a los distritos sustituir los nuevos exámenes de fin de curso por otras medidas de evaluación. Éstos desean que los resultados de los exámenes SAT, ACT y PSAT sean intercambiables con las evaluaciones de fin de año. Asimismo, sugieren que los cursos de crédito dual y los de carreras tecnológicas sean considerados como un examen final.

"Si contamos con estudiantes que obtienen crédito para la universidad al terminar la preparatoria, por qué no podemos hacer lo mismo con las evaluaciones de fin de curso", indicó el superintendente interino de EPISD, Vernon Butler.

Por su parte la vocera de la Agencia de Educación en Texas, Debbie Ratcliffe, señaló que el estado se encuentra considerando permitirle a los distritos escolares remplazar los exámenes SAT, ACT, de colocación avanzada y de licenciaturas internacionales por los de fin de año. La propuesta aún requeriría que los alumnos tomen las evaluaciones de fin de curso.

"Es claro que el asunto de los exámenes y los resultados será crucial para nosotros", agregó Ratcliffe.

Zahira Torres puede ser contactada en ztorres@elpasotimes.com