EL PASO.- Un total de 18 trabajadores de planta de El Paso State Supported Living Center fueron reasignados recientemente mientras se llevan a cabo investigaciones sobre supuestos casos de abuso o descuidos hacia los pacientes residentes del centro para personas con discapacidad o necesidades especiales, dijeron funcionarios estatales el viernes.

El representante estatal Joe Pickett, D-El Paso, dijo que el también recibió información de que otros dos empleados fueron despedidos a mediados de diciembre. Además, tres trabajadores fueron puestos en reasignación administrativa mientras se investigan los supuestos casos de abuso a derechos civiles, dijeron funcionarios.

La identidad de los trabajadores y otros detalles adicionales no estuvieron disponibles el viernes.

Antes de que supiera sobre la reasignación de los empleados, Pickett dijo que el había hecho arreglos para que los delegados estatales de El Paso se reunan este mes con la directora del centro, Laura Cazabon-Braly.

Dijo que Joe Vesowate, el comisionado estatal asistente que vigila los centros estatales en Texas y Jon Wizenbaum, el nuevo comisionado del Departamento de Servicios para Adultos Mayores y personas con discapacidad (DADS) planean asistir a la reuniónn.

"La reunión se llevará a cabo el 25 de enero en El Paso", dijo Pickett. "Esto nos dará una oportunidad de familiarizarnos y discutir los asuntos relacionados con el centro estatal. Nuestra preocupación deberá ser sobre las necesidades de los residentes".


Advertisement

Pickett dijo que recibió un correo electrónico de Vesowate en el que le daba un poco de detalles sobre la reasignación reciente de trabajadores.

"Respecto a la reasignación del personal pendiente del resultado de las investigaciones sobre abuso y descuido: 18 empleados están actualmente en reasignación pendiente del resultado", dijo Vesowate en su correo. "Este número puede cambiar dependiendo de nuevas quejas o de las investigaciones. Si la investigación no confirma el abuso o descuido, los empleados vuelven a su trabajo. Si en la investigación se confirma el abuso o negligencia, se toman acciones disciplinarias que incluyen hasta la terminación del contrato".

De acuerdo a una declaración de la coalición "No Voice, No Justice", un grupo integrado por gente ligada a El Paso state center, nunca había habido tantos trabajadores directamente vinculados al cuidado de las personas removidos de su cargo al mismo tiempo.

La coalición dijo que entre las últimas quejas reportadas a las autoridades incluyeron la presencia de moretones y costillas rotas en un par de pacientes con necesidades especiales.

En su correo del 3 de enero, Vesowate también dijo que "en algunos casos la remoción no ocurre inmediatamente, pero hay controles que aseguran que los residentes no estén en riesgo o que se comprometa la integridad de las investigaciones".

Allison Lowery, directora de DADS en Austin dijo que el centro estatal sigue procedimientos requeridos bajo leyes federales siempre que hay reportes de abuso o negligencia.

"Para cumplir con esos requerimientos, los 13 centros estatales tienen una política de reasignar temporalmente a los trabajadores, de manera que no tengan contacto directo con los residentes mientras hay una investigación en curso".

Las investigaciones son hechas por el Departamento de la Familia y Servicios de Protección (DFPS).

"Actualmente, 18 trabajadores (de un total de 451) están en reasignación pendiente del resultado de las investigaciones de DFPS", dijo Lowery.

Desde septiembre, El Paso state center ha tenido un total de 67 quejas de abuso o negligencia por parate del personal y las quejas fueron investigadas, dijo Lowery. "De esos, DFPS ha confirmado siete casos de abuso o negligencia; seis casos de negligencia y un caso de abuso de un tipo que no causaría heridas a un residente", dijo Lowery.

Diana Washington Valdez puede ser contactada en dvaldez@elpasotimes.com; 546-6140