Cirilio "Chilo" Madrid
Cirilio "Chilo" Madrid (Archivo El Paso Times)
EL PASO.- Un jurado en una corte federal declaró culpable el viernes a Cirilo "Chilo" Madrid por sobornar a un funcionario y por haber ayudado a defraudar 550 mil dólares de un programa para niños con severos problemas emocionales.

Inmediatamente después se ordenó que éste permaneciera detenido hasta que se le dicte sentencia el próximo 22 de marzo junto a sus cómplices Rubén "Sonny" García y la ex juez del condado Dolores Briones. García y Briones ya se habían declarado culpables anteriormente.

Madrid fue acusado de conspirar para defraudar al gobierno federal, de conspirar para hurtar o malversar fondos federales y por conspirar para cometer fraude postal. Madrid y García fueron acusados el 14 de diciembre del 2011.

El abogado defensor, Leon Schydlower, pidió que Madrid, de 67 años de edad, permanezca libre hasta que se le dicte sentencia argumentando que es poco probable que su cliente intente huir.

El juez del distrito Frank Montalvo rechazó tal petición.

Madrid podría enfrentar cinco años en prisión por el primer delito que se le imputa, diez por el segundo y 20 por el tercero. Montalvo hará uso de las guías federales de sentencias y considerará otros factores para determinar la sentencia de Madrid.

Éste también tendrá que pagar cientos de miles de dólares en indemnizaciones y multas. Montalvo le advirtió de manera enfática que se abstenga de realizar compras o adquirir regalos a partir de hoy y hasta el día que se dicte su sentencia.

A los doce miembros del jurado les tomó menos de cuatro horas determinar el veredicto del caso mientras que a la parte acusadora le tomó siete días presentarlo. Por medio de documentos y testimonios, los fiscales asistentes Juanita Fielden y William Lewis Jr. acusaron a Madrid de haber maquinado en el 2005 un plan para canalizar el contrato de un año por 600 mil dólares por parte de la organización Border Children s Mental Health Collaborative a la empresa de García, LKG Enterprises Inc.

A ésta se le pagó por once meses de trabajo para evaluar dicha organización la cual fue fundada en el 2002 en parte gracias a un subsidio federal. La función de ésta era crear servicios para ayudar a los pequeños mentalmente perturbados y regresarlos a casa desde instalaciones lejanas con el fin de que estuvieran con sus familias.

La empresa LKG obtuvo el contrato para llevar a cabo la evaluación y a su vez otorgó un subcontrato para un plan de sostenibilidad a la empresa Introspectives Inc. cuyo propietario era José Soria.

Éste le otorgó el subcontrato a Madrid y le pagó cien mil dólares para que realizara el mencionado plan.

El inculpado elaboró un reporte de 20 páginas el cual plagió del Internet y lo entregó a funcionarios del condado a finales del 2006 junto con cientos de páginas de documentos que no tenían nada que ver con la función de dicha organización para niños perturbados mentalmente, como lo señaló el fiscal asistente Michael Wyatt durante su testimonio. Peter Selby, socio de la compañía que evaluó la organización antes y después de LKG, atestiguó que la empresa de García no proporcionó información a la base nacional de datos.

Cuando Madrid renunció a su cargo como director de Aliviane, agencia sin fines de lucro para el tratamiento de problemas de conducta, terminó así con una carrera en la que utilizó sus relaciones con políticos con el fin de conseguir contratos por parte del gobierno tanto para él como para dicha agencia.

Fielden señaló que Madrid y García colaboraron en la campaña política de Briones y éste último estimó haber participado en quince campañas políticas durante los últimos 20 años.

Madrid contribuyó ampliamente con el representante estatal Silvestre Reyes y Aliviane se vio beneficiada con 250 mil dólares por parte del Congreso. Asimismo en ese mismo año, dicha agencia recibió un contrato de 170 mil dólares por parte de la mesa directiva del distrito de Ysleta cuya presidenta era la cuñada de Reyes, Marty Reyes.

En ambos casos, Aliviane no pudo demostrar que los resultados de sus programas fueron positivos. Esta agencia se encuentra bajo investigación por parte del gobierno federal.

Marty Schladen puede ser contactado en mschladen@elpasotimes.com