EL PASO.- La mesa directiva del Distrito Escolar Independiente de El Paso votó unánimemente para intervenir en favor del alumno de Burges High School, Jesús Luis Villegas, quien enfrenta cargos criminales a causa de un anillo que fue considerado como un arma por parte de la policía escolar.

Villegas, de 17 años, fue arrestado y llevado a la cárcel del condado el 19 de octubre bajo sospecha de portar ilegalmente un arma después de que la policía confiscó el anillo considerado como doble ya que puede ser utilizado en dos dedos a la vez.

Un agente de la policía de EPISD catalogó al anillo como un puño de acero el cual está prohibido bajo el Código Penal de Texas y se considera como una felonía de tercer grado el portarlo dentro de planteles educativos.

"Teniendo en cuenta que el alumno Jesús Villegas fue arrestado y colocado en el Programa de Educación Alternativa de Justicia Juvenil donde presentó una buena conducta y tomando en cuenta que éste regresará a Burges High School a continuar con sus estudios, la mesa directiva desea que el superintendente interino escriba una carta al procurador del distrito escolar pidiendo que retire los cargos en contra de Jesús Villegas " señaló David Dodge quien leyó una declaración preparada ante los demás miembros de la mesa directiva.

Dodge agregó que la carta debe presentarse debido a los excelentes antecedentes académicos y de conducta en EPISD por parte del alumno y por su buen desempeño durante su colocación en el mencionado programa.

Se espera que el superintendente interino Vernon Butler presente la carta el próximo lunes.

Lilia Gutiérrez, madre de Villegas, indicó sentirse satisfecha de que el distrito finalmente se encuentre tomando cartas en el asunto.

"Me presenté el martes para apelar por el caso ante la mesa directiva. Ahí me dieron la buena noticia de que enviarían la carta. Parece que tuve que continuar presionándolos. Sólo espero que la carta le llegue al procurador del distrito antes de que presenten cargos", dijo Gutiérrez.

Ella insiste en que el castigo para su hijo por parte del distrito fue demasiado severo.

Además de ser arrestado, Villegas fue enviado a la Academia Raymond Telles, una escuela alternativa para alumnos con problemas disciplinarios, en donde permaneció por 45 días.

Tales actos por parte de los administradores escolares ocasionaron una protesta en la que participaron más de cien alumnos de Burges High School quienes al exterior del plantel gritaban "Liberen a Jesús" y "Es un accesorio y no un arma".

El jueves, a pesar del apoyo de la mesa directiva hacia Villegas, autoridades del distrito puntualizaron que el enviar dicha carta al procurador del distrito no significa que no ratifiquen las medidas tomadas inicialmente por parte de los administradores.

"Es importante aclarar que los miembros de la mesa directiva apoyan las acciones disciplinarias que el distrito tomó con respecto a este alumno. Éstas fueron en base al Código de Conducta de los Estudiantes del Distrito y al Código Educativo de Texas. Es importante distinguir entre las medidas disciplinarias del distrito y los procedimientos criminales emprendidos por la policía de EPISD y que actualmente están pendientes de ser analizados por la oficina del procurador del distrito", señaló Renée de Santos vocera de EPISD.

Por su parte Renée Railey, vocera de la oficina del procurador del distrito, señaló que dicho caso aún se encuentra pendiente.

"EPISD sí presentó el caso de Jesús Villegas ante nuestra oficina por la portación ilegal de un arma. Actualmente se encuentra bajo revisión y aún no se ha decidido si será procesado", indicó Railey.

De ser encontrado culpable, Villegas podría enfrentar una multa de hasta cuatro mil dólares, una condena de hasta un año en prisión o dos años de libertad condicional.

Hasta el jueves, el estudiante había cumplido 34 días en el plantel de educación alternativa. Éste no pudo ser contactado para emitir un comentario.

En octubre, Villegas señaló a El Paso Times que nunca había tenido ningún problema en la escuela a no ser de unos cuantos retardos.

"Sólo espero que el distrito y el director de la escuela se den cuenta que no soy una mala persona. Yo nunca traté de lastimar a nadie. También creo que todos necesitan tener cuidado con los objetos que llevan a la escuela. Yo ya aprendí mi lección y de la peor manera", indicó Villegas.

Se espera que el adolescente regrese a Burges High School en enero.

Gutiérrez añadió que los administradores escolares le manifestaron que sería mejor que éste terminara el semestre en la Academia Raymond Telles en donde continuaría poniéndose al corriente en sus materias.

"Ojalá que todo salga bien. Jesús ya se siente mejor y espera que todo vuelva a la normalidad".

Alex Hinojosa puede ser contactada en ahinojosa@elpasotimes.com