Tanner Ruane en una fotografía proporcionada por la policía del estado de Nueva York. Según documentos de una corte de distrito de Nuevo México, el preso
Tanner Ruane en una fotografía proporcionada por la policía del estado de Nueva York. Según documentos de una corte de distrito de Nuevo México, el preso Dana Martin convenció a Ruane y a Mark Staake de realizar un complot para matar a Justin Bieber, el guardaespaldas del cantante y dos personas más. Las autoridades detuvieron a los sospechosos sin que hubiera víctimas. (Foto AP/ New York State Police) (Anonymous)
ALBUQUERQUE, Nuevo México, EE.UU. (AP) Un prisionero cuya obsesión con Justin Bieber lo llevó a hacerse un tatuaje del astro pop en una pierna dijo a investigadores que creó un complot para matar al cantante, según documentos presentados recientemente en una corte de Nuevo México.

De acuerdo con una investigación presentada en Las Cruces, el preso Dana Martin dijo a los investigadores que convenció a un hombre que conoció en prisión y al sobrino de éste de matar a Bieber, al guardaespaldas del cantante y a dos hombres más que no están relacionados con el astro pop.

El complot incluía varios detalles escabrosos. Según los investigadores, los hombres querían castrar a dos de las víctimas con tijeras podadoras antes de viajar a Nueva York para encontrar a Bieber. Estas dos primeras víctimas no estaban relacionadas con Bieber, según las autoridades, y al parecer el cantante nunca estuvo en peligro inminente por el complot.

Martin, un hombre de Vermont que cumple dos sentencias a cadena perpetua por la muerte en el 2000 de una chica de 15 años, dijo que estaba molesto con Bieber porque no le respondió ninguna de sus cartas.

"Esta sensación de desdén molestó al señor Martin y aunada a la percepción de Martin de no ser 'nadie' en prisión lo llevó a planear el secuestro y el asesinato de la Vícima 3", señalan los documentos judiciales.

Los documentos identificaban a la Víctima 3 como "J.B." El vocero de la policía de Nuevo México, Robert McDonald, confirmó después se trataba de Justin Bieber.


Advertisement

Martin dijo a los investigadores que Mark Staake y Tanner D. Ruane se dirigían de Nuevo México a la costa este con la idea de acercarse a un concierto de Bieber en Nueva York después de matar y castrar a otros dos. Se perdieron en el camino y llegaron a Canadá procedentes de Vermont. Staake fue arrestado por una orden que tenía pendiente y Ruane fue detenido después.

Según los documentos de la corte, Martin dijo a los investigadores que Bieber era su "objetivo final".

Staake, de 41 años y originario de Albuquerque, ha sido acusado de dos cargos de confabular para cometer un homicidio intencional y confabular para cometer un ataque agravado con un arma mortal por el plan.

Ruane, de 23 años, el sobrino de Staake, también enfrenta múltiples cargos relacionados con el caso.

Clinton Norris, del buró de investigaciones policiacas de Nuevo México en Las Cruces, dijo en un documento que Martin les ordenó a los sospechosos que estrangularan a las dos primeras víctimas con corbatas con diseño de cachemira, el mismo tipo que usó en su asesinato de 2000. Los documentos no señalan detalles sobre cómo iban a matar a Bieber.

McDonald rechazó decir si alguno de los cargos por homicidio están relacionados a Bieber, por tratarse de una investigación en curso.

"Tomamos cualquier precaución posible para proteger y asegurar la seguridad de Justin y sus admiradores", dijeron los representantes de Bieber en un comunicado.

No se sabía de momento si los sospechosos tienen abogados.