Click photo to enlarge
Jose Alejandro Ortiz Castillo, 23 años, quien fue muerto a tiros por un agente de la patrulla fronteriza durante una confrontacion en la frontera Mexico-Estados Unidos
Jose Alejandro Ortiz Castillo, 23 años, quien fue muerto a tiros por un agente de la patrulla fronteriza durante una confrontacion en la frontera
Jose Alejandro Ortiz Castillo, 23 años, quien fue muerto a tiros por un agente de la patrulla fronteriza durante una confrontacion en la frontera Mexico-Estados Unidos
EL PASO.- La familia del hombre de 23 años y originario de Juárez a quien un agente de la Patrulla Fronteriza asesinó a tiros en el 2007 ha interpuesto una demanda en una corte federal en la que asegura que la extrema violencia que el agente utilizó no estaba justificada.

La viuda y los hijos de José Alejandro Ortiz Castillo, quien murió el 8 de agosto del 2007 mientras él y otros tres individuos intentaban cruzar hacia los Estados Unidos ilegalmente, presentaron la demanda en contra del gobierno de Estados Unidos en el 2010. El tiroteo se llevó a cabo a lo largo del Río Bravo cerca de la intersección de las calles Cypress y Delta en El Paso.

La juez del distrito Kathleen Cardone se encuentra programada para presidir este juicio el 30 de noviembre. Dicha demanda fue interpuesta por parte de los abogados Lynn Coyle y Enrique Moreno en nombre de Lisa Michelle Mena, esposa de Ortiz, y de sus tres pequeños hijos.

Autoridades de la Patrulla Fronteriza señalaron que en el momento del tiroteo Ortiz recogió una piedra para arrojársela al agente identificado en la demanda como Brian Ernest Ault.

Las autoridades inicialmente identificaron a Ortiz como un contrabandista de inmigrantes quien era acompañado por dos hombres, identificados en la respuesta de la demanda por parte del gobierno estadounidense únicamente como "John Doe 1" y "John Doe 2", y por Laura Contreras Escárcega originaria de la ciudad de Chihuahua.

Asimismo describieron a Ortiz como un presunto integrante de una pandilla en México y que contaba con antecedentes criminales.


Advertisement

Según la respuesta del gobierno, Ortiz utilizó un par de instrumentos para cortar cerrojos con el fin de hacerle un agujero a la cerca del lado estadounidense y permitirle la entrada al grupo de individuos.

Éstos casi inmediatamente se encontraron con Ault quien tomó a la fémina en custodia. Los tres sujetos huyeron y le gritaron a ésta que se regresara por el agujero de la cerca ya que así el agente no podría hacerle nada.

Mientras tanto Ortiz, quien actuó presuntamente de manera agresiva hacia Ault, tomó una piedra y se la arrojó al agente.

En respuesta éste disparó su arma varias veces en contra de Ortiz hiriéndolo mortalmente. Los dos hombres que lo acompañaban arrastraron su cuerpo hacia el lado mexicano y huyeron del lugar.

Según la demanda de Mena, la violencia del agente hacia la víctima era innecesaria e injustificada y no corría el riesgo de que al no utilizar dicha fuerza éste pudiera morir o resultar gravemente herido.

La demanda también señalaba que dicha violencia fue irrazonable y excesiva .

Sin embargo, los fiscales que representan al gobierno estadounidense argumentaron que los dos hombres que acompañaban a Ortiz son los culpables de su muerte ya que no le proporcionaron la ayuda médica requerida en ese momento.

"Sus acciones al arrastrarlo (a Ortiz) hacia México fue un factor determinante para causarle la muerte", como lo afirman los fiscales en los documentos de la corte en relación a este caso.

Según los documentos presentados la semana pasada, Contreras Escárcega y un individuo identificado como Jesús Francisco Meléndez Rivero son los únicos dos testigo quienes sobrevivieron a dicho tiroteo y su versión de los hechos se contradice con la de Ault.

Se espera que los testigos rindan su declaración durante el juicio siempre y cuando se autorice la libertad condicional humanitaria por parte de las autoridades estadounidenses de inmigración.

La familia de Ortiz Castillo busca que se les determine en el juicio una compensación por los daños y el desagravio que esta Corte considere apropiado bajo la ley .

Adriana M. Chávez puede ser contactada en achavez@elpasotimes.com