Click photo to enlarge
Jabin Akeem Bogan, junto a su madre, Aletha Smith, durante una conferencia de prensa después de haber sido deportado por autoridades migratorias mexicanas. Jabin pasó siete meses en una prision mexicana despues de haber cruzado a Mexico con un trailer cargado de municiones.

Una vuelta errónea cambió la vida de Jabin Akeem Bogan, el camionero estadounidense que estuvo preso en México bajo un cargo de posesión de municiones.

"Cambió mi vida. Pero para sintetizar (de cómo cambió mi vida) para todos ustedes es una cosa que sé y que estoy seguro: sigue orando y Dios aparecerá", dijo el originario de Dallas, de 27 años.

Sus oraciones fueron escuchadas el viernes, cuando regresó a Estados Unidos luego de siete meses de estar detenido en una prisión mexicana. Su regreso a territorio estadounidense se esperaba desde la semana pasada pero las autoridades migratorias mexicanas lo mantuvieron detenido, mientras se resolvía su estatus migratorio y la Embajada de Estados Unidos le tuviera un pasaporte, dijeron los abogados de Bogan.

Bogan llegó al Aeropuerto Internacional Abraham González en Ciudad Juárez y cruzó a territorio estadounidense por el puente internacional De las Américas alrededor del mediodía, confirmó el Instituto Nacional de Migración.

En una conferencia de prensa acompañado de su madre, abogados y líderes locales, Bogan mantuvo su inocencia en los cargos de municiones y dijo que le fue duro estar detenido en un país extranjero por algo que dijo no hizo.

"Es duro estar lejos de tu familia por siete meses, no tener una visita, tener apenas una llamada telefónica y ser mal tratado", dijo Bogan, tratando de contener sus lágrimas.

No quiso aclarar quién lo maltrató o por qué. Declinó a comentar más al respecto.

Sin embargo, dijo que era el único afro americano en la prisión, en donde sintió que "era yo en contra de otras 100 personas".

Bogan estuvo detenido en una prisión federal de máxima seguridad en Villa Aldama, Veracruz. Fue trasladado a esa prisión un par de días después de su arresto el 17 de abril por cruzar a México 268 mil rondas de municiones dentro de un contenedor del tractocamión que conducía, al dirigirse a Phoenix.

Insistió que tomó una vuelta equivocada en el Loop 375 y, sin querer, cruzó a México por el puente De las Américas.

"Creí que iba a parar en una luz roja, pero llegué a la frontera", dijo.

Cuando llegó al puente, Bogan dijo que un oficial vestido de azul en el lado estadounidense le dijo que cruzara la frontera para regresar a territorio estadounidense. Bogan fue arrestado cuando oficiales de la Aduana Mexicana descubrieron las municiones.

"De allí, todo se fue en picada", expresó.

Bogan fue acusado de tráfico de municiones, que en México lleva una sentencia de hasta 30 años en prisión.

En agosto, una corte de magistrado desechó el cargo de tráfico y lo acusó de un cargo menos duro de posesión de municiones.

Un mes después, un juez federal encontró a Bogan culpable y lo sentenció a una multa de unos mil 500 dólares y tres años de prisión, con la posibilidad de conmutarla a libertad supervisada.

El abogado de Bogan en México, Emilio de la Rosa, explicó que pudo obtener una sentencia para su cliente de tiempo servido por tener buena conducta en prisión, no contar historial criminal en México y probar que el crimen no fue hecho con dolo.

Mencionó que, parte de la sentencia, incluyó también el decomiso de las municiones. El tractocamión sigue en México y el empleador de Bogan, Demco Trans Inc. en Dallas, tiene que interponer una petición para recuperarlo.

'Tuvimos que pelear contra muchos obstáculos, pero lo logramos', dijo De la Rosa.

El abogado Carlos Spector, que representó a la familia de Bogan en Estados Unidos, consideró la libertad de Bogan como una victoria histórica .

"Por primera vez un hombre regresa con su familia en cuestión de meses luego de estar encarcelado por un crimen que no cometió", dijo Spector.

La madre de Bogan, Aletha Smith, dijo estar feliz de tener a su hijo de regreso a casa.

"Nunca imaginé que algo así nos pudiera suceder. Siento mucho que las cosas hayan resultado como sucedieron, pero Dios es bueno", dijo .

Bogan no dijo cuáles serán sus planes inmediatos, pero aseguró que continuará con su carrera de camionero.

Él y Smith tomaron un vuelo de regreso a Dallas el mismo viernes por la tarde.

Lorena Figueroa puede ser contactada en lfigueroa@elpasotimes.com; 546-6129.