Miles de niños y jóvenes de todo el país iniciaron hoy una campaña de envío de cartas al Congreso de Estados Unidos para pedir que, en el marco del espíritu de las fiestas de fin de año, se cancelen las deportaciones y se mantengan las familias unidas.

Las cartas forman parte de la campaña bilingüe Un Deseo para las Fiestas, coordinada por la National Domestic Workers Alliance y por el National Asian Pacific American Women's Forum.

La meta de la campaña es dejar en claro el impacto negativo que las políticas inmigratorias de Estados Unidos tienen en las familias y en los niños. Los organizadores esperan entregar hasta 10.000 cartas a los congresistas, tanto demócratas como republicanos, en los próximos días,

La campaña comenzó luego de que un reciente reporte publicado por el Applied Research Center revelase que en Estados Unidos viven 5,5 millones de niños de padres indocumentados y que durante los seis primeros meses del 2011 fueron deportados 46.000 padres de niños estadounidenses. El reporte también analiza el "severo trauma psicológico" que sufren esos niños.

Los interesados en sumarse a la campaña, enviar cartas, u organizar actividades a favor de las familias inmigrantes en iglesias o en grupos comunitarios pueden visitar www.WeBelongTogether.org/wish (en inglés) o www.webelongtogether.org/es/deseo (en español).