El Cabildo de El Paso considerará una resolución a finales de este mes para convertir las chimeneas de Asarco en propiedad de la ciudad y así evitar que
El Cabildo de El Paso considerará una resolución a finales de este mes para convertir las chimeneas de Asarco en propiedad de la ciudad y así evitar que sean destruidas. (El Paso Times)
El Cabildo de El Paso considerará una resolución a finales de este mes para convertir las chimeneas de Asarco en propiedad de la ciudad y así evitar que sean destruidas.

Sin embargo Roberto Puga, persona encargada de limpiar y vender el lugar, envió una carta a través de Internet a los funcionarios locales en donde señala que esta medida requerirá que la ciudad invierta una considerable suma de dinero.

El alcalde John Cook ha pedido que dicha resolución, la cual fue presentada por el grupo Save the Stacks, sea puesta en la agenda del 27 de noviembre. El plazo para presentar un acuerdo con el fin de evitar la demolición de éstas es el 4 de diciembre.

Cook señaló que no toma partido por ninguna de las medidas sin embargo presentó la resolución para asegurarse que este caso sea escuchado por los miembros del cabildo.

Ni Robert Ardovino, fundador del mencionado grupo, ni Geoffrey Wright, presidente del grupo, pudieron ser contactados el viernes.

La resolución señala, "La Ciudad de El Paso anuncia su intención de convertirse en propietaria de las chimeneas con valor histórico, arquitectónico y cultural y de una pequeña parte de terreno para proporcionar acceso al lugar así como espacios para estacionamiento con el propósito de crear un monumento en honor a los trabajadores que poblaron la planta a través de su productivo ciclo de vida".


Advertisement

El grupo Save the Stacks recientemente pagó un análisis de ingeniería y lo entregó a Puga certificando que la chimenea más alta se encuentra estructuralmente firme según los estándares de diseño nacionales e internacionales.

"Se encontró que la fuerza del diseño es superior a lo requerido para tanto la parte exterior como interior junto con la longitud de las estructuras en cuanto a la combinación de viento y carga sísmica", indica el reporte.

Sin embargo Puga señaló que hay algunos problemas importantes que se necesitan aclarar antes de finalizar el cuerdo para salvar las enormes chimeneas.

Uno de ellos es que la ciudad asuma su responsabilidad en cuanto a lesiones personales por parte de los contaminantes y el colapso parcial o total de éstas.

Después de acordar posponer por más de un año la demolición de las chimeneas, Puga indicó que no pretende extender la fecha aún más.

"Francamente, a dicho grupo se le está terminando el tiempo", agregó Cook.

La regidora Susie Byrd manifestó que estaría de acuerdo con salvarlas si los costos fueran razonables.

La resolución pide que la Comisión de Calidad del Medio Ambiente de Texas utilice su poder de supervisión para eliminar la fecha límite y crear un fideicomiso para las obras de reparación.

Sin embargo Puga señaló que dicha comisión no controla los 52 millones de dólares proporcionados para obras de limpieza acordados a través de la corte.

Durante una entrevista, Puga indicó que si las chimeneas no son destruidas, el poco más de un millón de dólares destinado con este fin será utilizado en otras tareas o se pondrá en un fondo para resolver futuros problemas.

Puga agregó que su labor es tomar cualquier acción apropiada con el fin de maximizar el precio de venta de la propiedad y ayudar a cubrir los gastos de limpieza.

Si la ciudad está interesada en adquirir dichas chimeneas, tendrá que pagar un precio "por lo menos igual al que el fiduciario podría haber recibido por parte de otras partes interesadas las cuales se encontraban dispuestas a adquirir la propiedad sin las chimeneas".

La carta también menciona que la ciudad perdería entre cinco y cinco millones y medio de dólares en rentas públicas en caso de adquirir el terreno.

El costo para reparar y remediar el medio ambiente en un período de 50 años es de 3.9 millones de dólares el cual no incluye la operación, el mantenimiento o un seguro.

Si las chimeneas se encuentran estructuralmente sólidas, dicho costo sería más bajo.

La carta también detalla los esfuerzos del fiduciario por preservar la importancia histórica del lugar. "Sugerir que no se han tomado las medidas necesarias para preservar la importancia cultural e histórica del lugar es simplemente erróneo".

Puga agregó que le otorgó permiso al grupo Save the Stacks para realizar una conferencia de prensa el miércoles en las instalaciones de Asarco. La empresa Project Navigator para la cual él trabaja no estará presente.

Chris Roberts puede ser contactado en chrisr@elpasotimes.com