El Paso.-Se espera que los argumentos finales den inicio el jueves en el juicio de la mujer de 32 años acusada de asesinar a su esposo, de 34 años, en el exterior de su departamento ubicado en el Valle Bajo.

Laura Patricia Juárez podría enfrentar entre cinco y 99 años en prisión de ser encontrada culpable de haberle causado la muerte a Salvador Juárez Díaz, a principios del mes de febrero. Los fiscales argumentan que la inculpada golpeó a su esposo con su vehículo después de una discusión y lo aventó contra la reja del complejo de departamentos donde la pareja vivía.

Laura Juárez indicó a la policía que ella y su esposo habían acudido a un bar la noche del 11 de febrero. Cuando regresaron, Laura Juárez se fue a la cama pero cuando vio que su esposo no lo hizo, ella fue a ver lo que estaba haciendo y lo encontró hablando por teléfono con una de sus amigas.

Salvador Juárez salió del departamento y la inculpada abordó su vehículo para ir a buscarlo. En un principio la mujer dijo a los agentes que lo había encontrado en la entrada del complejo de departamentos y que lo había llevado de regreso a casa. También dijo que a la mañana siguiente lo había encontrado sin vida.

Cuando los investigadores confrontaron a Laura Juárez respecto a las heridas que presentaba la víctima, la detenida presuntamente admitió haberlo golpeado con su vehículo.

El miércoles, los miembros del jurado se percataron, por parte del jefe de médicos forenses del Condado de El Paso Dr. Juan Contín, de lo grave de las heridas que presentaba Salvador Juárez. El médico señaló que el cuerpo de la víctima presentaba varios moretones principalmente en el torso y piernas.

Uno de éstos, en el costado derecho del torso de Salvador Juárez, tenía una extensión de catorce pulgadas y ocho de ancho. El lado derecho del pecho se encontraba un tanto hundido, como lo señaló Contín en el reporte de la autopsia.

El médico legista testificó que la víctima también presentaba varias costillas rotas y que había fallecido debido a una hemorragia interna en el pecho y por la falta de oxígeno al no poder respirar apropiadamente a consecuencia de las costillas fracturadas.

Contín agregó que creía que Salvador Juárez murió aproximadamente una hora después de haber resultado herido.

El fiscal asistente, Bill Prasher, mostró a los miembros del jurado varias fotos explícitas sobre las lesiones que presentó la víctima incluyendo una de su rodilla dislocada. Laura Juárez evitó verlas al tiempo que se limpiaba la nariz con un pañuelo desechable. Varios de éstos gesticularon al verlas mientras que otros trataban de obtener una mejor vista de las lesiones.

Durante el interrogatorio por parte del abogado defensor Jaime Olivas, Contín atestiguó que no encontró ningún indicativo que Salvador Juárez se hubiera involucrado en alguna pelea antes de ser golpeado por el vehículo. Contín indicó desde el estrado que no había encontrado ninguna herida en el cuello de la victima y reconoció que los moretones que se encontraban en las manos de Salvador Juárez podrían haber sido el resultado de varias cosas.

Contín también testificó que el nivel de alcohol en la sangre de la víctima era casi el doble del límite permitido, lo que pudiera haber impedido que pidiera ayuda y lo que podría haberle ayudado a mitigar el dolor a causa de sus lesiones.

El juicio de Laura Juárez continuará hoy a las 9 a.m. en la Corte Distrital no. 210 ante el juez Gonzalo García.

Adriana M. Chávez puede ser contactada en achavez@elpasotimes.com