Los mercados fueron sorprendidos en Europa por los resultados de las elecciones italianas, con números de una división política que pone en duda la
Los mercados fueron sorprendidos en Europa por los resultados de las elecciones italianas, con números de una división política que pone en duda la continuidad de la austeridad en Roma, y esto se tradujo en fuertes caídas en las bolsas y el fortalecimiento del dólar en el mercado. (Agencia Reforma)
MÉXICO, DF 26-Feb .- Los mercados fueron sorprendidos en Europa por los resultados de las elecciones italianas, con números de una división política que pone en duda la continuidad de la austeridad en Roma, y esto se tradujo en fuertes caídas en las bolsas y el fortalecimiento del dólar en el mercado.

En las primeras operaciones del día, el peso mexicano llegó perder 10 centavos en ventanillas bancarias; así se mantuvo hasta pasada la media sesión.

Después se moderó su minusvalía a cinco centavos, aunque no tuvo tiempo suficiente para regresar a zona positiva.

Al final del día, al menudeo, la divisa de Estados Unidos se compró en 12.53 y se ofreció en 13.03 pesos en las sucursales de Banamex para ser su cotización más alta en lo que va del año.

En transacciones interbancarias, la utilidad del dólar americano fue de 9.01 centavos e hiló su segunda jornada de ganancias, al cerrar en 12.8477 pesos.

Los temores a la ingobernabilidad en Italia espantan a los participantes en los mercados, por lo que deciden vender sus activos financieros de mayor riesgo y volar hacia instrumentos como el billete verde en detrimento de monedas como la mexicana.

Para operadores del mercado, la compleja situación política en Roma, tras los comicios parlamentarios ha reavivado las preocupaciones sobre el futuro de la política económica de austeridad impulsada por el ex primer ministro Mario Monti, puesto que de no lograrse un gobierno de coalición las reformas en curso de Italia podrían verse amenazadas.


Advertisement

Livia Honsel, economista para la eurozona de Banorte-IXE, alertó que con la crisis electoral, Italia y el eurogrupo entran en un nuevo periodo de incertidumbre.

El resultado de las elecciones no permite definir una mayoría suficiente para formar un gobierno estable, además, demuestra el descontento de gran parte de la opinión pública con los programas de austeridad y de reformas estructurales defendidos por los líderes europeos.

Inicia ahora el proceso de formación del nuevo gobierno que puede tardar varias semanas, pero si los partidos no logran formar una coalición se tendrán que convocar nuevas elecciones.

En este caso la parálisis política duraría por lo menos cuatro meses y cualquier escenario es negativo para la profundización de las reformas estructurales, advirtió.

Hasta que se defina el nuevo gobierno se anticipa un aumento de la volatilidad y de los costos de financiamiento de Italia, así como de España. Italia emitió hoy 8 mil 750 millones de euros, en línea con el objetivo, a una tasa mucho más alta que en la subasta anterior: 1.237 por ciento contra 0.73 por ciento previo, y mañana, el gobierno tiene contemplado colocar 6 mil 500 millones en bonos a 5 y 10 años.

Así, el ambiente político caótico de Italia 'golpeó' a los principales mercados accionarios del viejo continente, donde el FTSE MIB se desplomó 4.89 por ciento, una contracción solo superada por la reducción de 4.98 por ciento registrada el 10 de abril del año pasado.

La bolsa de España cayó 3.20 por ciento, la de Francia 2.67 por ciento y la de Alemania 2.27 por ciento.

En tanto, en Estados Unidos, en un contexto en el cual Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, destacó los beneficios de la política monetaria expansiva ante el Congreso, los mercados se anotaron aumentos en sus rendimientos.

El Dow Jones subió 0.84 por ciento, el Standard & Poor's 0.61 por ciento y el Nasdaq 0.43 por ciento.

Ben Bernanke considera que, en el entorno económico actual, los beneficios del Quantitative Easing 3' (QE3), son claros, refieren especialistas de Banorte-IXE.

El testimonio semestral de Bernanke ante el Senado reafirma la expectativa de que no habrá cambio en el programa de compra de activos, ya que el presidente de la Fed ha explicado que en el entorno económico actual, los beneficios del QE3 son claros y son mayores que los riesgos y costos potenciales.

Por el contrario, en la Bolsa Mexicana de Valores, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cedió 0.02 por ciento a 43 mil 489.20 puntos, con lo que acumuló cinco jornadas a la baja.